El personal del Hospital Central de San Isidro recibió una entrega de calzados que los ayudará a seguir trabajando más cómodos y confortables, cumpliendo con todos los protocolos de seguridad indicados.


En medio de la pandemia mundial que ha desatado el COVID-19, los hospitales y centros de salud se enfrentan día a día con nuevos escenarios y desafíos a raíz del aumento de contagios.

En este contexto, es esencial asegurar que los trabajadores de la salud estén preparados y equipados de la mejor manera para poder afrontar esta situación. La salud e higiene de todos aquellos que trabajan en hospitales, clínicas y centros médicos es primordial para mantener su correcto funcionamiento y atención a los pacientes, cumpliendo con estrictos protocolos para no poner en riesgo su salud -y tampoco la de su círculo cercano- que empieza cuando salen de sus casas y realizan los trayectos de traslado hacia distintos lugares, continúa en el recinto hospitalario y termina al final del día, cuando regresan a descansar.

Pensando en esta situación, Reebok Argentina hizo una selección de calzado y realizó una donación de cuatrocientos pares de zapatillas para todos los trabajadores de la salud del Hospital Central de San Isidro, con el objetivo de brindarles mayor comodidad durante sus extensos turnos y acompañarlos en este proceso. Esta institución fue elegida por pertenecer al municipio en donde se encuentra situada las oficinas centrales de la marca y su tienda oficial, como una forma de agradecimiento de toda la comunidad por el trabajo y el esfuerzo diario. 

Con esta iniciativa solidaria, Pietro Allievi, Director Brand Activation señala: “En un momento de tanta incertidumbre como el que estamos viviendo, nos parece importante poder colaborar y revalorizar de alguna manera el trabajo del personal de la salud que en definitiva son héroes, que están viviendo en primera persona todo lo que pasa tanto en el país como a nivel mundial. Las zapatillas son nuestro ADN y hoy queremos compartir un poco de lo nuestro con todos ellos”.

Con esta donación, la marca busca contribuir de manera responsable en esta emergencia sanitaria, entendiendo que hoy más que nunca estamos llamados no sólo a colaborar con los equipos médicos de todo el país, sino a construir como comunidad.