Together We Care se compone de dos iniciativas: Cartas Naranjas, que promueve la cercanía emocional con aquellos que nos importan a través de algo tan conocido y relevante como una misiva personalizada; y Subasta Naranja, que consiste en la subasta de los copones Aperol, cuya recaudación será totalmente a beneficio del Banco de Alimentos de Buenos Aires, como una contribución a paliar parte de la emergencia alimentaria agravada que nos atraviesa desde el inicio del confinamiento obligatorio.


  • LAS CARTAS NARANJAS

El capítulo CARTAS NARANJAS tiende a promover la cercanía emocional ante la imposibilidad del contacto físico, invitando a las personas a que hagan llegar mensajes positivos a sus seres queridos o quienes más lo necesitan en estos momentos de incertidumbre generados por la pandemia. Aperol recopilará los mensajes de sus seguidores en redes sociales, y los invitará a conectarse con aquellos seres queridos o quienes necesitan acompañamiento. Luego hará llegar esos mensajes a los destinatarios.

El canal para este acercamiento son las CARTAS NARANJAS. La iniciativa surge de una tradición muy arraigada en países europeos como Italia, Alemania, Suecia, Austria, Reino Unido, Finlandia, Francia, Croacia, Irlanda y Portugal. Allí, la llegada de la Carta Naranja identifica claramente el mensaje que su destinatario recibirá: cuáles serán sus ingresos al momento de su retiro de la vida laboral.

Tomando este modelo, y desde el color característico de la marca, Aperol Argentina retoma esta tradición: el destinatario del sobre naranja sabe que allí podrá leer un mensaje de aliento, de cercanía, de afecto, pensado por y para él.

  • LA HORA NARANJA

Estos mensajes positivos, esperanzadores, confluyen en un momento de disfrute colectivo: en la “hora naranja”, la hora del aperitivo, del encuentro, de los momentos gratos revive en la proyección de los mensajes sobre las fachadas de edificios de la Ciudad de Buenos Aires. Para que todos puedan asomarse y disfrutarlo, en vivo, o a través de la amplificación en redes sociales o en medios de comunicación.

AGENDA DE PROYECCIONES

Jueves 30 de abril | Olaya 1040. Parque Centenario.

Jueves 7 de mayo | Plaza 4080. Saavedra.

Jueves 14 de mayo | Potosí 4400. Parque Centenario.

Jueves 21 de mayo | Scalabrini Ortiz y Murillo. Villa Crespo.

  • DISTANCIAMIENTO FÍSICO VERSUS DISTANCIAMIENTO SOCIAL

La campaña Cartas Naranjas cuenta con un portavoz ¿Por qué? Porque consideramos crucial poder comunicar, desde una voz autorizada pero cercana y accesible, información respecto de la relevancia de la cercanía emocional para minimizar ciertos efectos psicológicos de la pandemia y el confinamiento. El portavoz de Cartas Naranjas es el Dr. Ignacio de Asúa, (MN 126740), más conocido desde su cuenta de IG @unhippieconosde. Ignacio es Especialista en Terapia Intensiva (Oxford University) y Clínica Médica (CEMIC), y un férreo defensor de la telemedicina (es asesor médico del sistema Doqchat).

“Preferimos el término #distanciamientofisico frente al término #distanciamientosocial”, resume Ignacio. “El ser humano es un ser esencialmente social: no puede sobrevivir ni alcanzar su máximo potencial sin el contacto con otros. Si bien la cuarentena nos impone un distanciamiento físico, es fundamental que no perdamos el contacto con nuestros seres queridos y que no dejemos de cultivar nuestros vínculos de amistad. La tecnología nos permite mantener un contacto social estrecho a pesar de las restricciones a la circulación, debemos aprovechar todas las herramientas disponibles: e-mail, mensajes de texto, llamadas y videollamadas ¿Por qué no utilizar esta pausa en el ritmo frenético de la vida moderna para reflexionar sobre el lugar que ocupan la amistad y el afecto en nuestras vidas y para plantearnos nuevos objetivos relacionales? “, destaca.

´Un problema compartido es un problema dividido´dice un viejo refrán popular. La compañía de los otros nos ayuda elaborar los traumas, a sentirnos contenidos y a generar mecanismos de defensa funcionales”, finaliza Ignacio.

  • SUBASTA NARANJA

Aperol Argentina realizará una subasta on line de 2.500 de sus característicos copones. La recaudación será donada íntegramente a Banco de Alimentos de Buenos Aires. La iniciativa tiende a colaborar con la profundización de la emergencia alimentaria declarada a partir del aislamiento social obligatorio instaurado en el país a efectos de reducir los contagios de Covid-19. Los copones tendrán un precio mínimo de compra, pero el aporte económico podrá ser mayor, de acuerdo a la voluntad de cada participante. La progresión del monto recaudado será visible desde la plataforma desarrollada a efectos de la subasta.

“La pandemia ha profundizado la emergencia alimentaria en Argentina hasta niveles alarmantes. El problema del hambre es grande y urgente. Por eso desde el Banco de Alimentos seguimos  acompañando a más de 1.100  organizaciones sociales, y a través de ellas colaboramos con la alimentación de miles y miles de personas por día. Nuestra misión hoy es dar respuesta a todo el que necesite ayuda y eso lo podemos lograr gracias a acciones como esta “Subasta Naranja” a partir de la cual la ayuda se contagia y se multiplica.”, declaró Marisa Giraldez, Directora del Banco de Alimentos de Buenos Aires.