Empezó grabando canciones en su cuarto, con sólo 14 años, y lanzándolas a las redes para quien quisiera escucharlas. Así, sus himnos feministas la convirtieron en la primera artista en alcanzar las mil millones de reproducciones en YouTube y los 40 millones de seguidores en Instragram, siendo la nueva cantante más consumida de la historia en formatos de streaming.


“Atendí el teléfono y me di cuenta de que soy la artista femenina más joven en alcanzar mil millones de reproducciones en un video musical de YouTube”. Dua Lipa, que representa a la nueva generación de artistas digitales que manejan su promoción y lanzamientos casi exclusivamente en redes, nunca se imaginó que sus presentaciones en vivo iban a ser las más vistas del mundo, en todo el mundo, a través de una pantalla.

Su último sencillo, “Physical”, fue lanzado exclusivamente en el canal propio de YouTube de la artista y logró un millón de visitas a los pocos minutos de ver la luz, ofreciendo a sus fans una opción de descarga en 360 grados para verlo desde el celular, en todos los ángulos.

¿Cuál es la historia de esta artista que construyó una exitosa carrera a fuerza de streaming y grandes hits?

Un solo álbum le bastó a Dua Lipa para convertirse en la revelación del pop inglés. Desde que apareció “New Love”, su primer tema, en 2015, sus canciones no pararon de escalar posiciones en los rankings de streaming de todo el mundo.

La cantante nació en Londres en 1995 y se crió en el seno de una familia albanokosovar. De hecho, su nombre significa “amor” en albanés. Cuando Dua tenía 13 años, su padre aceptó un trabajo en su tierra natal y se mudaron a Pristina, la capital de Kosovo. Dukagjin Lipa tuvo una banda en su juventud llamada Oda y le transmitió a su hija la pasión por la música.

Dos años después, a los 15, la joven regresó a Londres para continuar con sus estudios de canto y actuación. Allí vivió con un grupo de amigos y cuando terminó el secundario pasó por varios trabajos hasta que empezó a modelar. Paradójicamente, a pesar de no haber participado en el reality musical The X Factor, fue una de sus caras por haber actuado en un spot publicitario del programa.

En paralelo, continuó haciendo el pasatiempo que más disfrutaba desde los 14 años, grabarse cantando versiones de sus canciones favoritas y subirlas a su canal de YouTube. De esta manera, tal como sucedió con otros artistas de su generación, como Justin Bieber, fue descubierta por managers (en su caso, los de Lana Del Rey) y firmó un contrato con un sello discográfico internacional.

Lipa creció escuchando a las principales estrellas pop de los 2000, en especial a Pink y a Nelly Furtado, pero su música también está influenciada por el hip-hop. “Siempre quise la fluidez que tienen los raperos. Siempre admiré la velocidad con la que expresan sus rimas. Sin embargo, yo nunca quise hacer rap, sino cantarlo”, confiesa la artista, que ya expresó sus deseos de colaborar con los principales exponentes de ese género. De hecho, en 2016 fue invitada por el rapero Sean Paul a grabar su canción “No Lie” que, con más de 350 millones de reproducciones, es la más escuchada del jamaiquino en Spotify.

El primer golpe lo dio con “Be the One”, una canción electropop acerca de perseverar y luchar por el amor verdadero, que se coló en los charts de varios países. Ese tema la posicionó en el mapa del pop bailable y atrajo la atención del prestigioso DJ holandés Martin Garrix, que la convocó para su sencillo “Scared to Be Lonely”.

Durante 2016, la cantante británica estuvo preparando el terreno para la salida de su álbum debut. Se sucedieron “Hotter Than Hell”, “Blow Your Mind (Mwah)”, “Lost in Your Light” (una colaboración con el cantante de R&B Miguel) y, cuando salió su disco homónimo, a mediados de 2017, conquistó el mundo con “New Rules”, un himno de empoderamiento femenino acerca de cómo sobrellevar una relación tóxica que se termina.

Dua Lipa quiere romper con el prejuicio de que las cantantes de dance pop no componen sus temas. “A una chica le cuesta mucho más ser tomada en serio si no está sentada en un piano o tocando la guitarra”.

Dua Lipa lleva las cuestiones de género como estandarte. Quiere romper con el prejuicio de que las cantantes de dance pop no componen sus temas. “A una chica le cuesta mucho más ser tomada en serio si no está sentada en un piano o tocando la guitarra”, reflexionó en una entrevista para la revista GQ. “Cuando se trata de un hombre, la gente asume instantáneamente que escribe su propia música, pero para una mujer, creen que todo lo que hace es manufacturado.” Ella es autora de casi todas sus canciones y ha trabajado con prestigiosos compositores que la ayudaron a explotar al máximo sus habilidades. Los resultados hablan por sí mismos: Dua Lipa es el álbum más escuchado en la historia de Spotify grabado por una intérprete femenina (tiene casi siete mil millones de reproducciones).

Uno de sus colaboradores fue nada menos que Chris Martin, el líder de Coldplay. Juntos compusieron la balada “Homesick”. Más allá de que los diarios sensacionalistas les atribuyeron un romance que luego desmintieron, el músico le brindó su apoyo y la apadrinó. De hecho, la invitó a abrir los shows de la banda en su última gira mundial, el tour A Head Full of Dreams, que empezó y terminó en la Argentina con shows en el Estadio Único de La Plata.

Si bien para ella el éxito se mide por la cantidad de personas que van a verla a sus shows, lo cierto es que sus temas fueron escuchados millones de veces en las plataformas de streaming. “New Rules” llegó al primer puesto en Inglaterra y otros países de Europa (en los Estados Unidos entró en el top ten), superó las 1.200 millones de reproducciones y en YouTube el video alcanzó las dos mil millones de vistas. En el Reino Unido, una solista femenina no lideraba el ranking desde hacía dos años, cuando Adele lanzó “Hello”.

El mensaje de “New Rules” fue reforzado con el sencillo “IDGAF”, que es el acrónimo de “I don’t give a fuck”, que significa, básicamente, “me importa un carajo”. Dua Lipa le dice a un ex que quiere volver con ella que no regrese porque ya superó su relación. Él la lastimó y ella, que lloró mucho por la ruptura, ya no necesita su amor. “Podés intentar todo lo que quieras, pero tu tiempo expiró”, advierte, para después rematar: “Si pensás que me importás, la verdad es que no”. La portada del simple acompaña esa indiferencia con una foto de la estrella pop afeitándose las axilas frente al espejo.

Dua Lipa es el álbum más escuchado en la historia de Spotify grabado por una intérprete femenina. Tiene casi siete mil millones de reproducciones.

El éxito arrollador de su primer álbum le valió una participación en la banda sonora de la película Cincuenta sombras liberadas (el cierre de la trilogía de Cincuenta sombras de Grey) y colaboraciones con el grupo de K-pop Black Pink, Calvin Harris y Silk City, el proyecto que formaron los productores de música electrónica Diplo, el cerebro detrás de Major Lazer, y Mark Ronson, uno de los artífices de “Uptown Funk” (el hit de Bruno Mars de 2014). Con Harris, uno de los DJ más populares de la década pasada junto a David Guetta y Avicii, registró “One Kiss”, el segundo número uno de su carrera en Inglaterra. Silk City la llamó para su cuarto simple, “Electricity”, que ganó el Grammy el año pasado a Mejor Canción de Música Electrónica/Dance. Esa premiación fue muy importante para Dua Lipa, ya que también ganó en la codiciada categoría de Mejor Artista Nuevo.

Este año será decisivo para su carrera. En los próximos meses estará en redes su segundo álbum, Future Nostalgia, del cual ya se pueden escuchar dos adelantos: la canción que da nombre al disco y “Don’t Start Now”, que ingresó en los rankings británicos directamente en la segunda posición. De los nuevos sencillos se desprende que la cantante estuvo hurgando en el pasado y abrazó la música disco y el eurodance. “Lo que quise hacer fue salir de mi zona de confort y ponerme a prueba haciendo música que sienta que puede estar al lado de mis clásicos favoritos, pero que al mismo tiempo suene fresca y propia”, explicó en un comunicado.

Como hizo Daft Punk en 2013 con Random Access Memories, abrazando el sonido de Chic y Giorgio Moroder, pero también de Ace of Base, Moloko y Madonna, Dua Lipa parece estar uniendo pasado, presente y futuro en un disco que no sólo es uno de los más esperados de este 2020, sino que probablemente esté entre los más destacados. Después de escuchar “Don’t Start Now” y “Future Nostalgia”, la expectativa es muy alta.