Un recorrido por los lugares preferidos de los turistas para esta temporada a la hora de arena, mar y sol en América latina.


  • Las Gaviotas, Argentina

Una de las playas más recomendadas por los argentinos durante la temporada de verano 2020, este destino de la costa atlántica ofrece una combinación perfecta entre bosque y playa. Quienes la visitan tienen la oportunidad de disfrutar libremente de sus extensas playas, las cuales forman parte del camino al faro Querandí, la primera construcción erigida en el partido de Villa Gesell.

  • Mata de São João, Brasil

Este municipio al norte del estado de Bahía reúne algunos de los destinos más buscados para vacacionar y pone el foco en el turismo sustentable. Desde Praia do Forte, llena de posadas y piletas naturales, ideales para los amantes del buceo, pasando por playa San Antonio, playas de arena blanca y llena de cocoteros, a orillas del río Imbassaí, hasta Costa do Sauípe, para quienes quieran disfrutar de sus vacaciones a puro lujo.

  • El Cuyo, México

Pequeño pueblo pesquero que poco a poco se ha convertido en una gran atracción para viajeros de todo el mundo. Es ideal para quienes busquen sumar aventura a sus vacaciones y cuenta con bellezas naturales como manglares y un bosque petrificado, rodeado de palmeras y ceibas, considerado el árbol representativo de la zona, que se remonta a los tiempos de los mayas.

  • Tumaco, Colombia

Conocida como “la Perla del Pacífico”, esta localidad colombiana es una de las más pobladas de todo el país. A sólo algunos minutos de la ciudad se pueden encontrar algunos de los lugares de interés para quienes quieren disfrutar del sol y el mar: Isla del Morro posee playas imponentes con un arco natural de piedra y, en su interior, el Rostro Vigilante del Mar, una figura amorfa creada por el golpe de las olas. Al cruzarlo, los viajeros pueden encontrar la cueva subacuática donde, según cuenta la leyenda, el pirata Morgan escondió sus tesoros en el siglo XVI.

  • Iquique, Chile

Situada al norte del país trasandino, esta ciudad pesquera, famosa por su paisaje cordillerano y sus interminables playas, puede disfrutarse en cualquier época del año, gracias a su clima de constante verano, con una temperatura promedio de 24 grados. La oferta de actividades es muy amplia: además de su centro histórico y sus imponentes centros comerciales, también resulta muy atractiva para los más arriesgados. Allí manda el deporte extremo, y sus espectaculares dunas invitan al sandboard y al bodyboard. Y el surf, obvio, se rinde a los pies de las olas más salvajes de Chile.