Lonely Planet, la editorial con la guía de viajes más reconocida del mundo, elaboró su ranking anual “Best in Travel” para recorrer este año.


Bután

Muchos países se disputan el título de auténtico paraíso, pero Bután tiene más potencial que ninguno. Este pedacito de edén himalayo aplica una estricta política turística de “valor alto, impacto bajo” que obliga al turismo a pagar una tasa diaria por pisar sus colinas perfumadas por los pinos y llenas de monasterios. Además, es el único país del mundo con huella de carbono negativa y este año se terminará de convertir en un país totalmente ecológico.

Macedonia del Norte

Tras décadas de debate político con su país vecino, Grecia, en 2018 se firmó un acuerdo para que este espacio en la península balcánica dejara de ser la Antigua República Yugoslava de Macedonia y pase a ser la República de Macedonia del Norte. Persas, romanos y otomanos se disputaron estas tierras que hoy ofrecen historia, gastronomía y naturaleza. Este año, se incorporarán nuevas rutas aéreas, entre ellas, al lago Ohrid, protegido por la Unesco desde 1980, el más profundo de los Balcanes y uno de los más antiguos del mundo.

Aruba

Esta pequeña isla solía pertenecer a las Antillas Neerlandesas, y si bien hoy es un territorio independiente, la cultura neerlandesa se respira permanentemente tanto en la arquitectura como en la gastronomía del lugar. Sus innumerables playas con las costas repletas de corales atraen a submarinistas del mundo entero. Este año implementarán la prohibición absoluta de todo el plástico de un solo uso y de los protectores solares que destruyen los arrecifes. Una Aruba más auténtica y sostenible espera al viajero.

Esuatini

En 2018, el rey Mswati III del ex Reino de Suazilandia decidió cambiar el nombre de su país por lo que, hoy, la antigua colonia austral de la corona británica pasó a llamarse oficialmente Reino de Esuatini. Comparte fronteras con Mozambique y Sudáfrica y su popularidad turística se basa principalmente en que sus espacios son como un gran parque natural perfectamente preservado. Cuenta con una vasta selva de clima húmedo estacional que alberga diversas especies de aves y mamíferos. Además, con las mejoras en las carreteras, zonas de conservación y un aeropuerto internacional se espera que el número de turistas vaya creciendo en los próximos años.

Liberia

Ubicado en la costa oeste africana, este país abraza playas poéticas con las mejores olas de África occidental. Fue fundado por esclavos liberados de los EE.UU. y salió de una devastadora guerra civil en 2003. Posee uno de los mejores parques nacionales de África y aún conserva un espíritu estadounidense mezclado con raíces africanas. El Parque Nacional Sapo es la segunda área más grande de bosque pluvial primario de África occidental y a partir del acuerdo con Noruega para frenar toda la deforestación, se podría mantener a salvo este tesoro natural durante generaciones.

})(jQuery);