Booking.com realizó un listado de las principales ciudades para participar de la gran celebración.


Liverpool, Reino Unido

Ubicado en el extremo sur del centro de la ciudad, el Chinatown de este municipio de Merseyside te da la bienvenida con un arco ceremonial majestuoso que se creó para conmemorar la hermandad entre Shanghái y Liverpool. Tiene quince metros de altura –lo que le proporciona al barrio el récord de poseer el arco chino más grande fuera de China– y lleva dragones tallados en madera en una estructura de mármol. Durante más de un siglo, esta parte de la ciudad albergó a la comunidad más antigua del país de Oriente, y la comunidad viajera que aquí se encuentra no puede dejar de visitar los restaurantes que llenan las calles con aromas y sabores típicos de China.

Bangkok, Tailandia

Conocido también como Yaowarat, el Barrio Chino de la capital tailandesa es un paraíso gastronómico, de compras y de templos. La población está instalada aquí desde el siglo XVII y ha sabido mantener sus costumbres y tradiciones a lo largo del tiempo, junto con el comercio, que es su principal fuente de ingresos. Ubicado a lo largo del Chao Phraya, el río más largo e importante del país, aquí se pueden adquirir todo tipo de objetos típicos chinos y productos farmacéuticos en los establecimientos de medicina. Además, hay una interesante transacción de compraventa de oro en las tiendas. El Wat Mangkon Kamalawat es el templo más importante, donde se realizan las celebraciones del Año Nuevo chino.

Buenos Aires, Argentina

Dentro del barrio de Belgrano, próximo a las vías del ferrocarril Mitre, la calle Arribeños es el sendero principal del Barrio Chino de nuestro país. Aquí, el 2 y 3 de febrero se celebra el Año Nuevo con una fiesta que comprende danzas, gastronomía, desfiles y diversas actividades relacionadas a la nación asiática, como caligrafía y artes marciales. Desde sus inicios y con el correr del tiempo, la actividad comercial se fue acrecentando y el barrio fue tomando mayor popularidad, al punto de que se construyó un arco de acceso de once metros de alto custodiado por los perros o leones de Fu, animales míticos que tienen su origen en el budismo como protectores de lugares sagrados.

Yokohama, Japón

El acceso a este Chinatown es muy amplio: auto, trenes, colectivos y autobús marítimo. Es el más grande de Japón y está a menos de una hora de Tokio. Si bien sus calles son estrechas, hay una infinidad de espacios para recorrer: desde tiendas de recuerdos y fruterías hasta museos y templos. El barrio está delimitado por cuatro puertas, cada una está situada en dirección a los puntos cardinales (están basadas en el feng shui) y representan a un dios guardián.

Melbourne, Australia

Entre las calles Swanston y Spring, en el extremo este de Little Bourke Street, se encuentra el Barrio Chino más antiguo del hemisferio sur, que funciona como una importante atracción turística. La comunidad de este Chinatown ha llevado a cabo las celebraciones del Año Nuevo durante más de 160 años. El paisaje urbano patrimonial ha sido bien conservado, con pocos edificios que alcanzan más de tres pisos de altura. Los espacios están mayoritariamente dominados por restaurantes, supermercados, centros de medicina, librerías, salas de juegos y herbolarios chinos.