Puma cerró el año con una clase de funcional que estuvo a cargo de Funcional GYM y se llevó a cabo en el estadio de Independiente.


La marca deportiva Puma continúa llevando los límites de lo posible a otras dimensiones. El pasado miércoles 18, y con un marco que no podía ser mejor, realizó junto a Dexter en el Estadio Libertadores de América la clase de funcional más grande de la Argentina.

Más de 600 personas vivieron en el icónico barrio de Avellaneda, Buenos Aires, una experiencia única: entrenar sobre el césped del Rey de Copas. PUMA, en conjunto con Dexter y Funcional GYM, llevaron el concepto de Faster Class a otro nivel.

”Teníamos ganas de cerrar el año de una manera diferente, compartiéndolo con algunos de nuestros socios estratégicos y consumidores, que después de todo son los que nos ayudan a que la marca esté creciendo” , comenta Raúl Fagalde, Head of Marketing de PUMA Argentina. “Poder brindar la posibilidad de entrenar en el estadio de Independiente junto a Funcional GYM nos pareció una buena manera de hacerlo, estamos muy contentos.”

Esteban Dietz, fundador de Funcional GYM, le puso ritmo a esta clase desde un escenario de 360 hecho especialmente para la ocasión. Fue una clase diseñada para potenciar la condición física y el estado de vida de cada uno, combinando movimientos que integran distintos grupos musculares en velocidad con el objetivo de tonificar y acelerar el metabolismo.

En esta ocasión, los calzados protagonistas fueron: Hybrid Fuego, LQD Cell Tension y LQD CELL Shatter XT, modelos hechos a la medida para los entrenamientos más exigentes, otorgando amortiguación, comodidad y estilo ante la exigencia de física de la clase. Las Hybrid Fuego, con su mediasuela IGNITE y su diseño único, demostraron que no se quedan atrás y elevaron el ritmo de esta Faster Class. FASTER CLASS fue la clase de funcional más grande de la Argentina y el comienzo de una nueva propuesta de PUMA que se repetirá durante el 2020: llevar el entrenamiento a otro nivel.

})(jQuery);