El próximo sábado 4 de Abril de 2020, a partir de las 12 hs. se llevará a cabo la 10ª edición del Festival WINEROCK, en la Bodega Monteviejo (Vista Flores, Valle de Uco – Mendoza).


WINEROCK surgió como una fiesta de fin de cosecha que fue creciendo año tras año hasta convertirse en el único festival boutique de música y artes. Este año tendrá su décima edición el sábado 4 de abril de 2020 en las instalaciones de Bodega Monteviejo, Valle de Uco, Mendoza.

Además, el viernes 3 de abril tendrá lugar Plus + Arte, acontecimiento cultural interdisciplinario  que vincula Arte & Psicoanálisis y ha obtenido el premio en la categoría Arte y Cultura de las Grandes del vino en 2017. Este año se articula al proyecto: “Un matema poético para la causa artística” derivado del dispositivo de experimentación Reencarnaciones. Con autoría y dirección de Gabriela Nafissi y curaduría  interdisciplinaria de Andrés Ceccarelli (en música) Valentina Fusari  (en artes escénicas) y Paula Pino (en artes visuales). Participan alrededor de treinta artistas  y psicoanalistas.

El crecimiento exponencial del festival logra que mucha gente viaje desde distintos puntos del país y de países como Brasil, Perú y Chile durante esa semana a Mendoza para vivirlo. Fue declarado de interés turístico por el Ministerio de Turismo de la Nación y premiado por las Grandes Capitales del Vino en 2014 (en la categoría Arte & Cultura) y en 2018 en el marco de la Semana del Rock como mejor experiencia innovadora en el turismo del vino a nivel internacional.

Marcelo Pelleriti, enólogo y director de la bodega junto al músico Rano Sarbach son los creadores del WINEROCK, festival por el que han pasado artistas de la talla de: Pedro Aznar, Los Enanitos Verdes, Catupecu Machu, Jaime Torres, Los Pericos, Gondwana, Coti Sorokin, Eruca Sativa, Daniel Melingo, Emanuel Horvilleur, Massacre, Deborah Dixon, Kevin Johansen, Cachorro López, Marcelo Moura, entre otros.

La experiencia WINEROCK es vivida por el público y los artistas con un espíritu de celebración, enmarcado por el imponente paisaje de la cordillera de los Andes como telón de fondo. Gastronomía de excelencia y los mejores vinos para degustar son elementos claves que hacen que se trate de un evento para todos los sentidos y una gran excusa para incentivar el turismo de la región.