Benaim. La Falafería

La palabra árabe “filfil” (pimiento) es el origen del término “falafel”. Una croqueta frita elaborada con garbanzos que ha conquistado el mundo. Los responsables del exitoso Benaim tomaron nota no sólo de esa popularidad sino también del carácter vegano/vegetariano de la preparación y armaron este local al paso. Se puede optar por el clásico (con hummus, pepino, cebolla marinada, coleslaw, tahine, alioli y ketchup con curry), el de lentejas (con la albóndiga elaborada mitad con garbanzos y mitad con dicha legumbre) o el delicioso Sabbich (con berenjena frita reemplazando al falafel, huevo, pepino, cebolla, alioli, cilantro, tahine). Los tres salen en plato o sándwich ($200 y $250, respectivamente). El Masalla, wrap de masa hojaldrada con hummus, berenjena, cebolla, matbuja, huevo, cilantro, tomate y tahine ($270), es también un punto fuerte. Para picar, el clásico hummus de la casa, acompañado del fantástico pan pita de elaboración propia ($150 solo, $200 con falafel). El lugar es modalidad autoservicio y pequeño, con apenas unas mesas playeras y sillas. Para pasar, comer algo rico y seguir.

Ravignani 1780, Palermo Hollywood
IG: @benaim.lafalaferia

Sifón

Barrio de comercios y de fábricas antiguas reconvertidas en teatros y restaurantes. Chacharita es eso, y su nuevo hit lo termina de confirmar. Sifón se llama la nueva propuesta y, como es de esperar, la soda es la gran protagonista. Toda la carta de tragos es de cócteles sodeados y reversiones novedosas, como La Sedería ($230), un Old Fashioned clásico pero con un toque de soda para bajarle el tenor alcohólico, o el Ginsódic ($200), una versión más gaseosa, claro, del gin tonic. La cocina, a cargo de Juan Barcos, es toda a la plancha. Platitos para empezar y picar de a dos, como los espárragos con limón y huevo frito ($160) o la provoleta con tomate, albahaca y aceite de oliva ($250). Para compartir –y antes de que sea tarde por la gran demanda–, la chistorra ($250) pica en punta. Huevo frito, pan y salchicha, el tridente del éxito. El postre también va a la plancha: fruta de estación y chocolate blanco ($170). El ambiente es relajado, tipo cantina, sin pose, para que a la noche te las tomes definitivamente con mucha, mucha soda.

Av. Jorge Newbery 3881, Chacarita
IG: @sifon.soderia

Il Quotidiano

Integrado al riñón periférico del Recoleta Urban Mall, el tercer local de Il Quotidiano, de reciente apertura, da continuidad a la estrategia de expansión de este bar de pastas. El restó se postula como una propuesta novedosa y atractiva, ideal para familias, parejas y grupos de amigos, por su ambiente cálido y relajado. Aclarado eso, los imbatibles del chef Alejo Waisman siguen allí: burrata con caponata, pistachos y miel ($382), ziti (pasta napolitana de forma cilíndrica y de superficie lisa) con ragú de zetas, panceta crocante y huevo ($474), ravioles de queso frito (manjar, $420). De postre, crema de mascarpone con frutos rojos ($201) o los siempre ricos helados exprés del día (alrededor de $200). Todos los días, de 16 a 19, se puede degustar un exclusivo Quotidiano Spritz, que combina licor St. Germain y Prosecco Martini, o un clásico como el Gancia Spritz, acompañado de aceitunas marinadas, grisín envuelto en prosciutto, mortadelas al pistacho, boccocinos y gnocchis fritos. Best pasta in town, capisce?

Recoleta Urban Mall, Vicente López 2050, Recoleta
IG: @il_quotidiano

})(jQuery);