Lugares emblemáticos y las propuestas más novedosas para tomar algo mientras leemos los últimos lanzamientos editoriales.


Falena

Esta librería a puertas cerradas es uno de los puntos imperdibles del renovado barrio de Chacarita. Tiene dos salones de libros, cómodos sillones y mesas para sentarse a leer. Ideales para disfrutar en verano son su patio y terraza rodeados de enredaderas y palmeras. En Falena funciona también una cafetería y una cava, por lo que la lectura puede ser con un café o una copa de vino al atardecer.
Charlone 201, Chacarita

Eterna Cadencia

La propuesta de Eterna Cadencia, que lleva 14 años en Palermo, incluye una amplia selección de editorales pequeñas y grandes y los títulos publicados por su propio sello homónimo. En el patio funciona el bar, abierto todo el día, espacio tranquilo para sentarse a leer debajo de libros colgantes. Ese sitio y la terraza suelen albergar presentaciones, lecturas, zapadas y festivales.
Honduras 5574, Palermo

Libros del Pasaje

Una casa antigua se convirtió en 2004 en Libros del Pasaje. Esta librería palermitana conserva su espíritu hogareño: techos altos abovedados –con estanterías que cubren las paredes de piso a techo y escaleras móviles para alcanzarlas–, una ventana ampliada hacia la calle y un patio lateral transformado en bar. En el entrepiso, una pequeña biblioteca con sillón que hace de sala de lectura casi privada.
Thames 1762, Palermo

Ateneo Grand Splendid

Es considerada una de las más lindas del mundo gracias a la estructura recuperada y puesta en valor del antiguo Teatro Splendid, donde allí funciona la librería. Tiene una oferta de libros para el público general y entre las estanterías (que ocupan tres pisos) hay sillones para hojear antes de comprar, además de algunos palcos abiertos para pasar un rato. En el que fue el escenario del teatro, ahora funciona una cafetería.
Av. Santa Fe 1860, Barrio Norte

Notanpuan

Enfocada en la publicación de autores jóvenes argentinos, esta pequeña editorial abrió su sede de San Isidro también como librería. Allí se pueden encontrar sus títulos y también los de otras editoriales independientes. Con solo tres años de vida, Notanpuan se posicionó como referencia de la zona, tanto como punto de encuentro en su bar como por la agenda cultural –talleres, muestras, jams– que ofrece.
Chacabuco 459, San Isidro

Dain Usina Cultural

La agenda de Dain, que funciona desde 2008 en esta movida esquina de Palermo, es abundante en propuestas: presentaciones de autores, charlas, ciclos gastronómicos, conciertos, muestras de arte. Es una librería pero también espacio cultural en el que pasan cosas todo el tiempo. Su restaurante, con mesas entre los libros y una espaciosa terraza, está abierto todo el día.
Nicaragua 4899, Palermo

Alamut

Libros y vinos conviven en este espacio. Desde su origen, Alamut –la librería– y Autre Monde –la vinoteca– comparten sitio y dueños. Quienes entran pueden elegir una lectura para acompañar junto a una copa o viceversa, o llevarse todo para disfrutar en casa. La agenda del lugar incluye presentaciones, lecturas y talleres, entre otras actividades, siempre acompañados por un brindis.
Borges 1985, Palermo

Caburé

Pequeña y acogedora, es una parada interesante para hacer en San Telmo. Esta librería-editorial funciona también como bar y espacio cultural en el que se puede participar de charlas, presentaciones y talleres. Se especializa en humanidades y ciencias sociales, tiene un sector dedicado a las revistas culturales y combina sus propias colecciones con títulos de otras editoriales pequeñas.
México 620, Monserrat

Ampersand

Uno de los ambientes de Casa Cavia sorprende con libros colgantes y estantes dorados: allí funciona la editorial Ampersand, que tiene venta al público y un menú de libros que se pueden tomar prestados para leer en el jardín con un té, un cóctel o un plato. La casona de los años 20, reconvertida en multiespacio con restaurante y florería, permite aprovechar cada rincón a gusto.
Cavia 2985, Palermo

Maricafé

“Because reading is fundamental”. Esa frase de RuPaul está en una de las paredes de Maricafé, un bar y librería LGBT que abrió en 2018. En el salón o en las mesas de la vereda se puede disfrutar de una lectura junto a una Rainbow Cake, la torta multicolor especialidad de la casa. Los viernes y sábados abre por la noche, con happenings, poesía queer, DJs y duelos de lipsyncs, entre otros planes.
Honduras 4096, Palermo

})(jQuery);