Espacios de distinción de proyección del séptimo arte en diferentes partes del mundo.


  • Cineteca, Madrid, España

Un antiguo matadero que se convirtió en un centro de cultura española. La obra de los arquitectos José María Churtichaga y Cayetana de la Quadra-Salcedo fue diseñada sobre la base de tres grandes memorias: la fascinación de los espacios; la construcción en congruencia con el lenguaje del cine y el manejo de la luz, y llevar la idea de que este lugar sea como una gran cesta habitable. La originalidad del espacio y su última tecnología en imagen y sonido la llevaron a ganarse el reconocimiento de ser una de las salas de cine más espectaculares de Europa.

  • Raj Mandir, Jaipur, India

Tomó diez años llevar a cabo este proyecto al mejor estilo Bollywood. Abrió sus puertas en 1976 y desde entonces es el cine más grande y famoso del país, no sólo por los detalles de construcción sino también por el homenaje a la majestuosidad del séptimo arte. Una película en estas tierras dura por lo menos tres horas, y los espectadores cantan, bailan y gritan durante la función. Hay cuatro categorías de asientos: perla, rubí, esmeralda y diamante, y cada una ofrece diferentes ubicaciones y privilegios.

  • Egyptian Theater, Cinemateca Americana, Los Ángeles

El 18 de octubre de 1922 fue la primera vez en la historia de Hollywood que hubo una premiere de una película, y sucedió en este teatro construido por Sid Grauman. Se proyectaba Robin Hood, la película muda más cara hasta entonces, dirigida por Allan Dwan y protagonizada por Douglas Fairbanks. Después de pasar por diversos dueños y millonarias restauraciones, hoy este espacio proyecta clásicos del cine o películas de culto en días específicos, y muchas veces se ofrecen charlas con el director o con algún actor que haya participado de la película elegida.

  • Le Grand Rex, París, Francia

El Rex, como se lo conocía originalmente, fue construido para Jacques Haïk, un rico productor del séptimo arte conocido por haber introducido a Charlie Chaplin en Francia. El diseño estuvo a cargo de los arquitectos Auguste Bluysen y John Eberson. Su construcción comenzó en 1931, y un año después abrió sus puertas. Durante la guerra, el Rex fue requisado y se convirtió en un reservado para los soldados alemanes. El cine se considera un hito de la arquitectura art déco y en 1981 fue nombrado monumento nacional. A diferencia de la mayoría de los cines parisinos, proyecta casi la totalidad de sus films dobladas al francés.

  • Electric Cinema Club, Londres, Inglaterra

Se inauguró en 1910 y no sólo fue uno de los primeros edificios pensados especialmente para la proyección de películas sino que también recibió electricidad. Fue diseñado por el arquitecto Gerald Seymour Valentin con un estilo barroco eduardiano y cuenta con 600 asientos. Durante la Segunda Guerra Mundial asistían hasta 4.000 espectadores por semana a pesar de los bombardeos nocturnos de la Luftwaffe. En 2000, el sitio fue adquirido por su actual propietario, el empresario Peter Simon, quien invirtió cinco millones de libras en su restauración antes de arrendarlo a Soho House. A mediados de 2012, fue evacuado debido a un incendio y permaneció cerrado hasta su reapertura, el 3 de diciembre de ese mismo año.

})(jQuery);