Ca7riel & Paco Amoroso han pateado el tablero desde adentro: montados a la ola de la música urbana, con un sonido propio que evoca al rock nacional, al funk y al metal. 

Mi Sombra es el último single que el dúo acaba de lanzar en todas las plataformas digitales. Además anunciaron para cerrar el año “la celebración” que se llevará a cabo el viernes 20 de diciembre en el mítico Estadio Obras. Las entradas ya se pueden adquirir por sistema passline.

Este año Ca7riel  y Paco Amoroso coronaron escenarios, agotaron salas propias y cruzaron fronteras presentándose en Ecuador, Uruguay, Paraguay, Colombia, Alemania y España, donde además compartieron gira con Duki.

El 20 de diciembre, culminan con La Celebración: un recital en el estadio Obras una escala en el mapa histórico en la música popular argentina. «Es flashero tocar ahí», concuerdan.  

Ca7riel y Paco Amoroso han insuflado nueva energía a una estética rockera. Respaldados por la ATR BAND (Mariano «Yuye» Dominguez en Batería, Axel Introini y Guido Rodriguez en sintetizadores y Julián Montes en Bajo), cada performance en vivo es única e irrepetible.

Con nuevas coordenadas, la ATR Band tiene la solidez y la fluidez para encaramarse a distintos géneros: pasar por el jazz, asaltar el baile con un tempo discotequero. Influencias múltiples, intenciones propias. Cada quién encontrará una referencia diferente al escuchar y ver en escena a Ca7riel y Paco Amoroso. «Las citas no son para todos, pero alguno le encontrará sentido», explica Paco.

Catriel Guerreiro y Ulises Guerriero son amigos de toda la vida. Han hecho sus recorridos musicales pateando todos los géneros. Catriel es un guitarrista de técnica depurada y Paco va al frente en la batería. Antes de este formato, pasaron por Astor y han editado distintos materiales. Hasta que decidieron dar cuerda a la capacidad de la improvisación en las letras. El freestyle los tocó y desde ahí, comenzaron a delinear un repertorio de alto vuelo. 

Sus canciones ya suenan en todas partes: fue suficiente que entraran en rotación sus videoclips fundamentales, piezas que audiovisuales que han dado en la tecla. Un público heterogéneo, ávido y mestizo: todos tarareando «Ouke» («fumando flores con Lamothe»), algunx espera el momento para estallar la fiesta con «Ola Mina XD», o aquel silba el intro de «A mí no».

En 2018 fueron la revelación y en parte también se debió a «Jala Jala», un clip especialmente pensado para las pantallas de los teléfonos móviles. También, las sesiones individuales con el misterioso productor Bizarrap, generaron dos nuevos hitos musicales.

})(jQuery);