Aldo’s Bar

Pocos restauranteurs más inquietos que Aldo Graziani. Hombre de acción, hace unos meses el empresario y sommelier anunció que transformaría parte de Aldo’s San Telmo en un bar que dialogara con el restaurante (que se mantiene en la otra mitad del local) y Bebop Club, el espacio de conciertos que ocupa el subsuelo. El resultado está aquí: un precioso sitio con gran barra y, en la pared opuesta, pequeñas mesas de mármol con bancos y sillones empotrados, con aires art déco. Como acostumbra, Graziani juega con grandes: Maxi Matsumoto en la parte gastronómica y Pablo Pignatta en la coctelería. Y sale ganando: tapas como los langostinos rebozados con emulsión de mango ($450), buñuelos de espinaca ($240) o cornalitos fritos con salsa picante ($250), sándwiches, quesos y fiambres al plato se llevan a la perfección con una colección de aperitivos (excelente el Spumoni: bitter, jugo de pomelo rosado, syrup, tónica, $260), wine cocktails, tragos clásicos, spritz y digestivos que llevan el sello de Pignatta.
Moreno 372, San Telmo
Tel.: 4334-2380

IG: @aldosvinoteca

La Vuelta

A pesar de su vitrina a lo taberna madrileña (donde se exhiben preparaciones frías), de la ausencia del girante espiedo y una cocina completamente a la vista, La Vuelta es una rotisería hecha y derecha que también funciona como restaurante. En este local con “cocina de barrio con una vuelta gourmet”, según las coordenadas seguidas por Fernando Fontana, chef ejecutivo del lugar, no falta el pollo, sólo que cocinado al Kamado ($540 entero), milenario horno de cerámica que funciona a las brasas y le da un gusto ahumado y delicioso. Entre las entradas, sorprendentes las croquetas de cantimpalo y queso Mar del Plata ($35 la unidad) así como son excelentes las milanesas de peceto o de pollo en varias versiones (entre $200 y $290, con guarnición), las empanadas ($45), unos contundentes sorrentinos de ricota, nuez y parmesano ($260) o la bondiola braseada durante cuatro horas ($320). De postre, clásicos hechos con amor: tiramisú ($150) o budín de pan ($120). Para beber, algunos aperitivos, vinos bien elegidos y cerveza tirada Filidoro.
Av. Pedro Goyena 583, Caballito
Tel.: 7520-9264

IG: @lavueltarotiseria

Avant Garten

Espíritu germano, pasión por el arte y sentido de la experiencia son las guías de este “jardín de birras” ubicado en los arcos del Rosedal. Es fuerte el costado arty del espacio, con sitio para artistas plásticos de vanguardia, performers o DJ, que armonizan perfectamente con su oferta de cervezas artesanales (entre $180 y $200 la pinta) y una propuesta gastronómica variada. En ese sentido, Avant Garten ofrece la oportunidad de degustar en mesas comunitarias o gradas típicos platos alemanes (salchichas con salsa de curry, papas fritas, kartofel salat y pepinillos agridulces; o con raita, sriracha, tabule y papas fritas; ambas a $300) y appetizers que combinan ascendencias y sabores: fish & chips ($300), hummus y babaganush ($400) y tabla de quesos y fiambres ($1.450 para cuatro personas). Es especial también la dedicación que se prodiga a burgers, sándwiches (tremendo el Schnitzel, con milanesa de bife de chorizo, rúcula salvaje, tomates cherry macerados y mayonesa de sriracha, $400), ensaladas y postres, así como también a la inspirada coctelería que firma el bartender Nicolás Marion.

Avenida del Libertador 3883, Palermo
Tel.: 5836-3195
IG: @avantgartenba

})(jQuery);