De boom comercial a refugio de los cinéfilos. Ni el paso del tiempo ni las plataformas on demand pudieron con estos recintos que resisten gracias a la dedicación y devoción de sus dueños. Pausar, rebobinar y devolver, la nostalgia en tiempos de streaming.


  • Black Jack Video

Esta esquina del barrio de Palermo permite no sólo conseguir clásicos desaparecidos de las plataformas de streaming, sino también tener con quién comentarlos. Devolver el DVD puede conducir a una enriquecedora charla cinéfila, imposible de conseguir al cerrar sesión en una app.
Guatemala 4499 (esq. Malabia)

  • Aliens Videoclub

Porque los algoritmos no son perfectos y las recomendaciones face to face de un cinéfilo no se comparan con las de un robot. Atendido por su dueño, nacido en un barco en medio de un viaje entre Japón y la Argentina, sabrá con qué película alegrarte los domingos a la noche.
Soler 3555

  • Génesis DVD Club

Con un catálogo de más de 8.000 películas, descargable desde su página web, la falta de opciones ya no será un problema. DVD y Blu-ray discs se llevan y se retiran a domicilio, y pueden alquilarse cinco películas por $150. La banda de música Gativideo grabó un videoclip en este lugar.
Gdor. Ugarte 1709 (Olivos)

  • Videoclub del Centenario

Cien son los metros que separan a este videoclub de uno de los parques más famosos de la ciudad, el Centenario. El catálogo de clásicos en blanco y negro, estrenos y cine independiente reside en la mente de su dueño. Todo listo para alquilar después de un paseo por el verde césped.
Av. Ángel Gallardo 140

  • Backstage DVD Club

Bajo el lema “Si no lo tenemos, se consigue”, este videoclub de Barrio Norte puede encontrar los clásicos y el cine europeo que estés buscando. Para los más nostálgicos, están disponibles algunos VHS. De yapa, casetes, CD y vinilos.
Av. Pueyrredón 1537

  • Videomanía

En su ahora único local de la ciudad de las diagonales se reunió todo el catálogo que alguna vez estuvo distribuido en siete sucursales. Casi 20 mil películas de todos los colores, idiomas y países. Su dueño es el presidente de la Cámara Argentina de Videoclubes, que se encarga de preservar el valioso patrimonio audiovisual que está en extinción.
Calle 472 525 (City Bell)

  • Bellinzona Video Arte

A una cuadra del Jardín Botánico y del Ecoparque de la Ciudad, este local resiste a la embestida de internet y sus servicios de contenidos. Cuenta con envíos y retiros entre las 19 y las 22, sin ningún cargo adicional. Al asociarse, se pueden ver en su web las recién llegadas y los nuevos lanzamientos.
Juan María Gutiérrez 3884

})(jQuery);