CERVECERÍAS

Desarmadero Session

Se dijo aquí en la reseña dedicada al Desarmadero original: pocos lugares combinan las más destacadas cervezas locales con una muy buena propuesta gastronómica. En este Desarmadero Session, ubicado justo enfrente, la premisa encuentra sintonía fina. Mientras 14 canillas ofrecen ejemplares de los más buscados brewers locales (Juguetes Perdidos, Minga, Prinston, Kraken, entre otros; en precios que van de los $140 a los $180 y happy hour hasta las 20), la carta se reparte en platos para picar (imperdibles los buñuelos de acelga, a $190), sándwiches divididos entre “ruteros” y “session” –excelentes los de ojo de bife ($280) y mollejas al limón ($240), acompañados con papas pay y salsas– algunas preparaciones al plato (entraña; mollejas), revuelto gramajo y las infaltables papas. Pero el acento, claro, está en las cervezas, para nada obvias y perfectamente servidas.
Gorriti 4300, Palermo Soho
IG: @desarmaderobar

BODEGONES

Franca

Bodegón y Puerto Madero. Dos mundos que parecen viajar en rutas enfrentadas, y sin embargo, en Franca, encuentran su punto de encuentro. Desde el vamos, la decoración dice que ahí acaso se coma bien: chapas antiguas, platos en las paredes, sifones de antaño, sillas multicolores. La misión de esta nueva propuesta es simple y argenta: brasas y cocina porteña. Por eso, la carta ofrece en su lado A de entradas buñuelos de acelga y tortilla de papa; y en el B, provoleta con jamón crudo y todo tipo de achuras. Las cantinas, se sabe, se hicieron para compartir. La especialidad –y la felicidad– de la casa viene en 600 gramos jugosos: el bife de vacío ($570). Para acompañar: papas fritas. La opción de pastas también es un acierto: los ñoquis caserísimos de rúcula con salsa de tomate, mozzarella fresca y albahaca al horno ($285) están entre los más pedidos. Y en los postres, claro, mandan los de DNI local: vigilante (con dulce de batata o membrillo), panqueques de dulce de leche y flan casero. ¡Gracias, cantinero!
Pierina Dealessi 1350, Puerto Madero
Tel.: 4517-8196

BARES

El Purgatorio

Dejarse guiar por una carta del tarot, participar de una lúdica cofradía junto a 35 comensales, elegir un cóctel o simplemente cenar a la luz de las velas son algunas de las formas de experimentar El Purgatorio, la novedad en speakeasy, en este caso, oculta tras una bombonería. La coctelería, a cargo de Sabrina Traverso, Juani Quijano y Matías Martínez, se basa en deconstruir clásicos y versionarlos; buenos ejemplos son El Emperador (whisky macerado en banana, almíbar de vainilla y bitter de cacao, a $320) o La Torre (vodka, espumante, té verde con jazmín y sauco, a $290). La cocina de Esteban Leira ofrece platos para compartir, desde el Wagyu Volcano (entraña de Wagyu, vegetales en salsa de ají panka y aceto, $700) hasta el pulpo al hierro grillado ($980). Otra forma de conocerlo es con Avaritia, una cena de 12 pasos (seis de comida y seis de bebidas, $1.400) con juego entre comensales incluido. Sólo hay que bajarse la app Unum y solicitar membresía. Por Lorena Marazzi.
El Salvador 4677, Palermo Soho
IG: @elpurgatoriook

})(jQuery);