Casa Cavia trae una nueva carta inspirada en películas que marcaron nuestra historia, que marcaron nuestros inviernos en la calidez de la Casa. Esta temporada llega con menos variedad de productos, pero la carta Festival de Casa Cavia propone con menos, hacer más… A veces lo más básico y lo tan simple, resulta lo más complejo.

¿Por qué el cine? 

“La idea es ser un centro cultural que reúna diversas disciplinas, y que activamente borre los límites entre ellas, que cada una se contagie de la otra a la hora de crear. Es un espacio de inspiración constante, en el que repasamos la historia de distintos pueblos, a raíz de sus expresiones culturales. De ahí que, a través del cine, la música o la literatura, exploramos el sabor de algún que otro lugar del mundo y nos trasladamos en tiempo y espacio con nuestra imaginación” cuenta Guadalupe García Mosqueda, directora creativa del grupo Mezcla Casa Gastronómica.

“Nos inspiramos en algunos casos en los cócteles que bebían los personajes de cada film y en otros usamos la historia y personalidad para desarrollar las recetas” , comenta López Dávalos y nos cuenta que una de las técnicas que más usan es la «clarificación», para lograr texturas y sabores diversos. Cócteles aperitivos, frescos y frutales, opciones para muchos paladares, para que cada invitado encuentre su favorito.
Cócteles cocinados al vacío como Diarios de motocicletas, de gran balance y complejidad aromática. O la reversión de FRENCH 75 clarificado de Casablanca, uno de las combinaciones estrella. Siempre con un programa de hielo tallado a mano de acuerdo a la necesidad de cada menú.