Desde Córdoba, Zoe Gotusso y Santiago Celli llevan adelante este grupo de pop melódico y canciones hiteras que se reproducen de a millones en todas las plataformas de streaming y redes sociales. Internet demuestra otra vez que es el nuevo garaje de las bandas musicales.


Santiago Celli es introvertido, pero su timidez desaparece cuando se cuelga la guitarra y salta al escenario junto a su amiga Zoe Gotusso. Cordobesa igual que él, es un poco más extrovertida. Los tatuajes lucen en su cuerpo, y la firmeza de sus respuestas explica su rol de cantante en Salvapantallas. Sus voces confluyen a la perfección y sus temas pegadizos de pop melódico ya se están haciendo un lugar en lo nuevo de la música nacional.
Luego de hacerse conocidos por sus covers, hace cuatro meses editaron SMS, su primer y hasta ahora único álbum. El disco, producido por Juan Ingaramo y con la participación de Jorge Drexler, se viralizó rápidamente por las redes sociales y algunos de sus temas alcanzaron las dos millones de reproducciones en Spotify.
A principios de marzo se presentaron a dúo y en formato acústico en el marco de Mujeres en Alto, el festival organizado en el Alto Palermo por el Día de la Mujer. Luego de su show bajo el puente de Arenales y Coronel Díaz, El Planeta Urbano entrevistó a estos dos jóvenes de acento cordobés que no necesita documentos. Divertidos y espontáneos, hablaron sobre sus comienzos y los proyectos de la banda.

¿Cómo se les ocurrió el nombre “Salvapantallas”?

Santiago Celli: –Se nos ocurrió en un momento en el que queríamos hacer del dúo un proyecto más serio. Estábamos en eso y nos terminó gustando por sonoridad y porque representa a la época. Además, hay una canción de Jorge Drexler que se llama así y nos encanta. Es un poco de todo, pero sobre todo nos gusta cómo suena y cómo se ve.

–Están muy en la onda de lo (ya no tan) nuevo. De hecho, su primer disco se llama SMS.

S. C.: –De las ex novedades (se ríe).

Zoe Gotusso: –Lo vintage está volviendo con toda, así que es también una novedad. No sé si el mensaje de texto, pero si la casetera, el tocadiscos…

–¿Cómo se conocieron?

Z. G.: –Fue hace tres años. Santi se cruzó de casualidad con un video mío cantando en YouTube. Vivíamos cerca, en la misma ciudad, y teníamos los mismos gustos. Una tarde fuimos a merendar y a tocar la guitarra, y todo terminó en una amistad muy linda y un proyecto juntos, que es Salvapantallas.

S. C.: –Yo conocía a Martina, su hermana, por ranchear en las calles de Córdoba. Y cuando encontré el video de Zoe interpretando “Daughters”, de John Mayer, le escribí por Facebook y le dije: “Che, me gusta mucho lo que hacés”. Al tiempo dijimos de juntarnos a tocar. Fue todo muy rápido, nos conocimos y a la semana siguiente ya teníamos una fecha.

Es una felicidad extrema, porque se está cumpliendo lo que siempre soñamos. Pero eso también lleva una gran responsabilidad. Hay que laburar mucho y hacerse cargo del lugar que nos ganamos para seguir haciendo música.

La velocidad de crecimiento del dúo es impresionante. Son relativamente nuevos y el domingo pasado ya pudieron tocar en el Lollapalooza. ¿Cómo lo viven?

Z. G.: –Es una felicidad extrema, porque se está cumpliendo lo que siempre soñamos. Pero eso también lleva una gran responsabilidad. Hay que laburar mucho y hacerse cargo del lugar que nos ganamos para seguir haciendo música. No lo digo de forma ñoña. Mirá lo que acaba de pasar: un montón de gente y nuestras dos voces, nuestras dos guitarras. Que haya una respuesta a nuestras canciones es lo más.

S. C.: –Quería agregar que eso que dice ella, de hacerse cargo y trabajar un montón, es posiblemente la forma de sostener la velocidad con la que creció el proyecto. Podría haber sucedido que pasara todo así de rápido y no hubiésemos podido sostenerlo. Por eso creo que el trabajo es fundamental, para que la cosa siga su rumbo y la gente quiera seguir viniendo a nuestros shows.

¿Cómo fue la experiencia de tocar en el Lollapalooza? ¿Qué los soprendió?

Z. G. y S. C.: –Fue increíble. Veníamos preparando este show desde hace meses, y nos sentimos muy cómodos en el escenario. La cantidad de gente que vino a vernos fue muchísima, incluso tocando temprano en el escenario alternativo, ¡les estamos muy agradecidos!

¿Sienten que tuvieron un poco de suerte, dado que coincidieron en un momento de la música nacional donde están haciéndose conocidas muchas bandas nuevas de este estilo? ¿Se sienten parte de este movimiento o prefieren diferenciarse?

Z. G.: –Yo me siento parte y nos siento parte cien por ciento de este colectivo que es la nueva generación. No creo en la suerte, pienso que las cosas pasan por algo. Pero si existiera, creo que la tuvimos. Hay un montón de músicos que, a pesar de todo su esfuerzo, todavía no están logrando lo que nosotros pudimos.

Se nota la influencia de artistas como Julieta Vengas y Jorge Drexler en sus canciones. ¿A quién miran a la hora de buscar referencias artísticas?

S. C.: –Creo que uno hace en función de lo que escuchó, y nosotros hemos escuchado mucho a Jorge y a Julieta. Escuchamos también otra música que también se ve en el disco. Somos muy oyentes, entonces te diría que nos influenciamos todo el tiempo.

–¿Qué papel juegan las redes sociales para la banda?

Z. G.: –Clave. Primero que nada, nos conocimos por redes sociales. Creo que el primer escenario para los jóvenes de hoy es la red social. No podemos hacernos los boludos y dejar pasar la posibilidad de mostrarnos en estas plataformas. Toda la gente que vino hoy a vernos tocar fue convocada por esa vía. Es lo que está pasando, y en Salvapantallas tuvo un rol fundamental. Los videos que subimos a YouTube se hicieron virales.

S. C.: –Fue siempre sumamente importante para nosotros. Es la forma de conectarnos con la gente y de que ellos también se sientan conectados con nosotros, que somos de la misma edad, que hacemos las mismas cosas y salimos a los mismos lugares. Y así como antes estaban todos prendidos de la televisión, hoy están todos prendidos de un teléfono y miran eso.

–El festival Mujeres en Alto se hace en el marco del Día de la Mujer. ¿Qué opinan de la trascendencia que está tomando el movimiento feminista?

Z. G.: –Como mujer, siento orgullo de que nos inviten a nosotros dos a tocar acá, más siendo la cantante de la banda. Quizás no expongamos mucho nuestra militancia, pero nos gusta que las jóvenes tengan la posibilidad de tener una banda donde haya una mujer y se la escuche, poder dar el ejemplo. Recién se nos acercó una piba de 16 años que tiene ganas de tocar la viola y me vio hacerlo en frente de toda esta gente. Eso ya es un montón, es una forma de militancia. La industria siempre fue muy machista y es necesario un cambio.

S. C.: –Cada uno milita desde donde siente que puede hacerlo, y nosotros lo sentimos como músicos. Estamos contentos de que se generen este tipo de iniciativas, y creo que se le puede agradecer al feminismo todas estas cosas que están sucediendo.

¿Cuáles son los proyectos futuros de la banda?

Z. G.: –Hace menos de cuatro meses sacamos SMS, nuestro primer disco. Ahora viene la parte de salir a tocarlo a todos lados para que la gente lo conozca. Ojalá que también venga música nueva, ya estamos en eso.

S. C.: –Tenemos una gira de presentación del disco. Vamos a ir por todo el país. Ya tenemos fechas confirmadas en Bahía Blanca, Neuquén, Tucumán, Salta, Rosario, San Juan, Mendoza y Córdoba. Todo esto sumado al Lollapalooza 2019. Las fechas de cada show pueden verse en nuestras redes sociales.