Del 19 al 25 de este mes se llevó a cabo la Milan Fashion Week 2019, donde los principales diseñadores del mundo de la moda mostraron sus nuevas creaciones.

La firma italiana Gucci inauguró la Semana de la Moda en Milán con una colección fiel a su estilo, de colores muy vivos con mezcla de estampados y tejidos, en la que los modelos lucieron máscaras que ocultaban sus rostros, jugando con la superposición de prendas.

El director creativo de la firma, Alessandro Michele, declaró que la la colección se inspiró en lo que cada persona quiere ocultar. Todos queremos esconder algo, y por ello la ropa se convierte en la máscara de cada uno, mostrando lo que las personas quieren reflejar ocultando sus miedos.

Por otra parte, la diseñadora Alberta Ferretti, se presentó con una colección más sobria, pero sorprendió con la fusión de géneros en los diseños. Optó por una paleta de colores centrada en tonos grises, negros y blanco crudo. Los maxi aros y collares en tonos metalizados fueron los elegidos para contrastar los sencillos conjuntos y captar la atención de los invitados.

Con respecto a Max Mara, el colorido se adueñó de su colección en un desfile lleno de caras conocidas. La apertura estuvo a cargo de Kaia Gerber, seguida por Bella Hadid, Joan Smalls e Irina Shayk. Los principales protagonistas en esta colección fueron los abrigos, desde colores más vibrantes como el azul y el amarillo, hasta algunos más sobrios como el gris y el negro. Los looks color block, las jerseys de cuello alto y las siluetas oversize fueron otra de las constantes.