Un examen biológico revela cuáles son los alimentos que debemos evitar y los que podemos seguir comiendo para obtener una vida mucho más saludable.


A veces sentimos malestar en el cuerpo y no entendemos a qué se debe. Nuestro organismo responde con inflamaciones intestinales, cólicos, dermatitis o cefaleas intensas, y a pesar de los tratamientos médicos seguimos sin encontrar respuesta. Sin embargo, el problema puede estar asociado con nuestra alimentación.

“La intolerancia alimentaria es una reacción anómala que puede tener el organismo cuando incorpora ciertos alimentos, aditivos o químicos del medio ambiente”, explica la licenciada Cecilia Ponce, nutricionista de ALCAT. Se diferencia de la alergia, que es una reacción inmediata y se presenta no bien uno entra en contacto con el agente, porque el síntoma es mucho más crónico, solapado y puede aparecer hasta 72 horas después de ingerido el alimento. Además, no es de por vida, sino que se va adquiriendo con el tiempo. “Tenemos más intolerancia cuando, por ejemplo, presentamos cambios en la barrera intestinal o estamos estresados”, expresa.

Pero, ¿cómo hacer para detectar cuáles son los alimentos que nos causan sensibilidad? A partir de una extracción de sangre y un breve cuestionario sobre los hábitos de consumo del paciente, se puede realizar el Test de ALCAT, el único examen biológico capaz de identificar qué alimentos pueden ser nocivos para el cuerpo y cuáles son los que se metabolizan de manera adecuada. “En ALCAT Test analizamos cómo reaccionan los glóbulos blancos en contacto con los reactivos de hasta 150 alimentos y veinte químicos, como colorantes, saborizantes y conservantes. Reproducimos en el laboratorio la misma situación que se produce en el organismo de una persona cuando se alimenta”, indica Ponce.

Los resultados se obtienen después de dos semanas mediante un informe que ALCAT muestra en distintos colores cuáles son los alimentos a los que el paciente presenta reacciones severas (rojo), moderadas (naranja), leves (amarillo) o nulas (verde). Y la gravedad de la sensibilidad determina cuál va a ser el tratamiento, que consiste en la eliminación de esos productos que generan intolerancia. “Una vez que retiramos esos alimentos de nuestra dieta, el cuerpo se desensibiliza y puede llegar a incorporarlos de vez en cuando sin presentar síntomas. La eliminación puede ser de tres meses, seis o hasta incluso de un año. Lo que hacemos en ALCAT es armar un plan de alimentación balanceado con los alimentos a los que el paciente no presentó reacción”, asegura la licenciada.

Si bien no hay estadísticas, hay grupos de alimentos más propensos a generar este tipo de trastornos en el organismo, como los lácteos y los que tienen gluten. También hay muchas reacciones a colorantes, que suelen estar presentes en golosinas, aguas saborizadas, jugos y gelatinas. “Las intolerancias suelen aparecer por una cuestión de monotonía. En la Argentina, la alimentación se basa en aproximadamente veinte alimentos, que van rotando en distintas preparaciones pero siempre son los mismos. Tenemos que comer más variado y tratar de elegir lo más natural y menos industrializado posible”, explica Ponce.

Tener una alimentación personalizada nos ayudaría a mejorar nuestra digestión y rendimiento diario. “Las recomendaciones alimentarias suelen ser poblacionales: ‘Todos nos beneficiamos con el consumo de lácteos, frutas, verduras, pescados, carnes magras y cereales integrales’. Pero muchas veces la sintomatología del paciente nos está hablando de que hay algo que está generando una inflamación crónica. Poder eliminar esos alimentos a los cuales somos reactivos nos permitiría tener una calidad de vida mayor”, concluye.


Algunos síntomas

Inflamación intestinal
Constipación
Cólicos
Dolor abdominal
Rush cutáneo
Asma
Dermatitis
Cefaleas
Dolores articulares
Obesidad
Fatiga crónica
Trastornos de conducta


ALCAT Test se realiza en cualquiera de las once sucursales de Laboratorio de Medicina que cuenta con más de 40 años de experiencia en la realización de análisis clínicos, equipados con la más alta tecnología y acreditados por Normas ISO 15.189. Más información en www.labmedicina.com o por teléfono al 115763-2121 o 0800-888-2522.

})(jQuery);