Desde Córdoba, este joven de 20 años que escuchaba Eminem y rapeaba en las plazas de su ciudad se convirtió en el artista local más escuchado en Spotify y YouTube en 2018. Familia, amor y amistad, la santísima trinidad del chico bueno del trap.


No todo es violencia, sexo y drogas. En la música que se conoce como trap (un subgénero de los 90 que nace del hip hop y el rap en el sur de los Estados Unidos) existe un referente de 20 años oriundo de Córdoba que hoy se posiciona como el argentino más escuchado en Spotify por cantar canciones que les hablan a Dios, al amor, a la familia y a la amistad. Su nombre es Paulo Londra, y en varias oportunidades ha confesado que su pasión por la música llegó después de ver la película 8 Mile. En aquella historia vio los comienzos de Eminem y cómo se fue trazando camino dentro de una cultura que parecía no guardar lugar para personas de tez blanca. Eso le dio coraje y lo tomó como referente.

Inició su carrera a través de un tema que tituló “Relax”. Con la ayuda de su amigo Alan Tejeda (quien lo acompaña como DJ en sus presentaciones), se decidió a mostrar lo que hacía y subió un video a YouTube y el tema a Spotify. Las reproducciones fueron muchas más de las esperadas y al día de hoy ese debut ya acumula más de 40 millones de clics, en el cual se concentran fanáticos de todo el mundo. “Ahora me siento mejor, tengo familia y encima mis bro/ mirando arriba diciendo gracias, por todo lo que la vida me dio/ y eso que nunca dejé de buscar/ lo que llenaba este gran vacío/ y ahora por fin que me siento relax, no hay nadie que me saque del juego”,canta al inicio de este hit que lo catapultó a ser una de las voces más elegida por los jóvenes.

Londra, de pelo rubio a lo Kurt Cobain, desde chico participó en batallas de rap y freestyle y fue ganador de una de las más populares, El Quinto Escalón. Es fanático del básquet y en la jerga tiene el mote del “chico bueno del rap” por sus temáticas para todo público. “Casi nadie canta que está feliz”, reconoció en una entrevista a Billboard en abril del año pasado. “Somos papás de adolescentes, y con mi marido siempre escuchamos su música, nos encanta que los chicos puedan escuchar lo que está de moda sin ser ofensivo. ¡Pulgar arriba, Paulito!”, son algunos de los comentarios que aparecen en sus entrevistas o videos.

“Es una responsabilidad muy grande. Siento que sos como un papá y tenés hijos. El día de mañana esa persona va a crecer y van a decir ‘Ese creció escuchando a Paulo y mirá dónde está, en una cárcel’. No quiero eso. Quiero que me siga escuchando a mí y que sea feliz de una forma sana, sin molestar a nadie”, declaró en una entrevista, para dejar en claro que se toma con mucha responsabilidad el lugar que empezó a ocupar para sus seguidores.

A fines de 2018 lanzó su sexto sencillo, titulado “Adán y Eva”, y destronó del puesto N° 1 del ranking Billboard Argentina Hot 100 su colaboración con Becky G en la canción “Cuando te besé”. “Como Adán y Eva, tengamo’ nuestro pecado/ Como dos ladrones, un secreto bien guardado/ Un camino y un destino asegurado/ Donde estos fugitivos sean amados”, canta el cordobés en esta última producción que no para de subir al podio de lo más escuchado.

En fin, de la tierra del cuarteto y el fernet, este joven atraviesa las fronteras locales y ya es parte del line up del próximo festival Lollapalooza 2019 de Chile, nada más ni nada menos que con Kendrick Lamar y Arctic Monkeys como platos fuertes. Este “chico bueno del rap” sigue siendo una prueba más de que la industria musical ha cambiado. En 2017 fue su debut oficial y ya supera en escuchas de Spotify a Soda Stereo. Londra no tiene nada que ver con los quince minutos de fama, es el portavoz de una nueva generación y un nuevo ritmo que, a diferencia de otros géneros, nace desde nuestras tierras o, al menos, un poco más cerca.

})(jQuery);