Diego Gentile: camino al Oscar

El actor que interpreta al novio hot, infiel y maltratado de Relatos Salvajes se hizo popular de un día para el otro con la película más taquillera en la historia del cine nacional. A días de pelear por el premio de la Academia, se reconoce fanático de este galardón y confiesa ser un músico frustrado.

 

 

Hace diez años Diego contaba a los amigos que tenía sentados alrededor. Uno había dicho que “uno de cada diez hombres es gay” y Diego los había contado bien. Ellos eran diez. Para no ser motivo de burla, procuró cubrir sus medias rosadas con lo que pudo del pantalón.

 

 

La situación (ficticia) era la de un aviso de fernet, y Diego Gentile aún no estaba tan asentado económicamente en la profesión. Faltaban cinco años para tener un contrato televisivo en la tira infantil Niní, siete para estrenar Toc-Toc y casi once para estar nominado al Oscar gracias a Relatos salvajes.

 

 

Fanático de las series –Six Feet Under a la cabeza–, se reconoce seguidor de los premios de la Academia desde siempre: “Para mí todos los veranos son pre-Oscar, vamos con mis amigos a ver las que están nominadas, hacemos toda esa tilinguería previa a los premios”. Aunque hoy es un actor respetado, tiene una cuenta pendiente.

 

 

–Si nos remontamos a tu infancia, ¿vemos a un cantante frustrado?

 

 

–La música en general me parece vital, te cambia el ánimo, te genera estados geniales o te hunde en la mierda. Te lleva a algún lado. Todo el tiempo tengo música de fondo, me musicalizo la vida. Se me armó la fantasía de que soy actor por no haberme atrevido a ser cantante.

 

 

–¿Eras de los que cantaban en la ducha o con el desodorante simulando un micrófono frente al espejo?

 

 

–Sí, hacía playback. No sé. Es como si le tuviera mucho más respeto al canto que a la actuación. La actuación surgió tan naturalmente que se fue dando, después se empezó a dar que podía vivir de eso. Igual estudié canto, pero es una materia pendiente. Creo que en algún momento más de grande, más de más grande (risas), me atreveré a hacer un musical. Hice uno a los 20, un fracaso rotundo de Pepito Cibrián que se llamó David y el rey, que no lo vio ni la Campoy (...)

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Por Luis Corbacho
Sastrería con telas italianas, diseño sin género y un corte que es furor en las red carpets del mundo entero. 
Por Carolina Barbosa
La dupla nos cuenta cómo la sabiduría del tiempo y la creencia en los sueños la llevaron a estar haciendo lo que desea.
Por Karina Noriega
La actriz, crédito local de la serie producida por el equipo de Sex and the City, revela cómo vivió su regreso a la serie furor de Netflix después de haber participado en una breve escena en la primera temporada.
Por Pablo Diaz Marenghi
Después de ganar la Bienal de Arte Joven con su álbum debut, Cayó el valiente, la cantante y compositora puso manos a la obra y lanzó su segundo disco de estudio, un trabajo digital que hace foco en lo artesanal e invita al movimiento.
Por Marcelo Pavazza
El Director de Alimentos y Bebidas de la empresa de origen belga habló con El Planeta Urbano del presente y el futuro de la filial argentina de la cadena, que en este 2021 llegó a los 30 años de vida.
Por Gimena Bugallo
El director y guionista, ganador del premio de la Academia, pone el foco en su carrera como narrador de historias y destaca el legado de lo que lo inspira: la gente de Brooklyn y la igualdad en dignidad y derechos de todos los seres humanos. Un hombre que siempre supo mostrar en la pantalla el grito de auxilio de los que se quedaron sin voz.
Por Carolina Barbosa
Stephanie y Melissa Byrt son las hermanas creadoras de una marca que se encarga de resignificar la moda con una óptica más consciente y amigable con el planeta. Son las caras visibles de una familia de artistas con un sueño en común: crear prendas con diseños únicos.
Por Daniel Bajarlía
Rapea desde mucho antes de que los ritmos urbanos se convirtieran en el soundtrack actual. Hoy, a sus 34 años, acaba de lanzar Chernobyl, un álbum en el que deja en claro su condición de productor total.