Diego Gentile: camino al Oscar

El actor que interpreta al novio hot, infiel y maltratado de Relatos Salvajes se hizo popular de un día para el otro con la película más taquillera en la historia del cine nacional. A días de pelear por el premio de la Academia, se reconoce fanático de este galardón y confiesa ser un músico frustrado.

 

 

Hace diez años Diego contaba a los amigos que tenía sentados alrededor. Uno había dicho que “uno de cada diez hombres es gay” y Diego los había contado bien. Ellos eran diez. Para no ser motivo de burla, procuró cubrir sus medias rosadas con lo que pudo del pantalón.

 

 

La situación (ficticia) era la de un aviso de fernet, y Diego Gentile aún no estaba tan asentado económicamente en la profesión. Faltaban cinco años para tener un contrato televisivo en la tira infantil Niní, siete para estrenar Toc-Toc y casi once para estar nominado al Oscar gracias a Relatos salvajes.

 

 

Fanático de las series –Six Feet Under a la cabeza–, se reconoce seguidor de los premios de la Academia desde siempre: “Para mí todos los veranos son pre-Oscar, vamos con mis amigos a ver las que están nominadas, hacemos toda esa tilinguería previa a los premios”. Aunque hoy es un actor respetado, tiene una cuenta pendiente.

 

 

–Si nos remontamos a tu infancia, ¿vemos a un cantante frustrado?

 

 

–La música en general me parece vital, te cambia el ánimo, te genera estados geniales o te hunde en la mierda. Te lleva a algún lado. Todo el tiempo tengo música de fondo, me musicalizo la vida. Se me armó la fantasía de que soy actor por no haberme atrevido a ser cantante.

 

 

–¿Eras de los que cantaban en la ducha o con el desodorante simulando un micrófono frente al espejo?

 

 

–Sí, hacía playback. No sé. Es como si le tuviera mucho más respeto al canto que a la actuación. La actuación surgió tan naturalmente que se fue dando, después se empezó a dar que podía vivir de eso. Igual estudié canto, pero es una materia pendiente. Creo que en algún momento más de grande, más de más grande (risas), me atreveré a hacer un musical. Hice uno a los 20, un fracaso rotundo de Pepito Cibrián que se llamó David y el rey, que no lo vio ni la Campoy (...)

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Por Laura Marajofsky
Sus obras llegaron al mundo NFT de la mano de Miloverso, una colección de más de once mil piezas únicas inspiradas en el elefante, su personaje más representativo. De qué se trató el desafío y cómo fue el proceso creativo de su primera incursión en el universo cripto.
Por Leonardo Martinelli
Siempre disruptivo, el actor multifacético de la televisión argentina reflexiona sobre las pasiones que marcaron a fuego su vida, mientras transita la paternidad a los 50 años y disfruta del éxito de protagonizar una de las obras de teatro más celebradas de las últimas décadas.
Por Marcelo Pavazza
La chef e instagramer presenta su primer libro de recetas, que no sólo es un compendio de preparaciones sino también un trabajo con una mirada política sobre la comida y con la perspectiva de género como guía.
Por Mariana Merlo
Se conocieron en Indonesia y, después de enamorarse, fundaron una agencia de contenidos digitales que hoy trabaja con más de 80 marcas en todo el mundo.
Por Gustavo Grazioli
La banda icónica de Uruguay celebra sus 27 años de vida con la salida de un nuevo disco de estudio y vuelve a girar por Latinoamérica y Europa, cerrando el año en un auspicioso Luna Park. Todas las sensaciones, en las voces de su frontman, Seba “Enano” Teysera, y el bajista Nicolás “Mandril” Lieutier.
Por Rolando Gallego
La superestrella uruguaya le pone el cuerpo y el alma a uno de los desafíos más arriesgados de toda su carrera: interpretar a Eva Perón en Santa Evita, la nueva serie basada en la gran novela de Tomás Eloy Martínez.
Por Marcelo Pavazza
Uno de los winemakers más jóvenes e influyentes de la Argentina, habla de sus dos proyectos personales sin discursos armados, con un ojo puesto en la industria y otro en una manera artesanal y entrañable de elaborar etiquetas que dan que hablar.
Por Ornella Sersale
A días del estreno de "María Marta. El crimen del country", la actriz que alcanzó la popularidad cerca de los cuarenta habla de todo: la lucha por el aborto, la fama, el paso del tiempo y el precio de siempre decir lo que piensa. Todas las batallas de una mujer poderosa.