Neymar: pie con bola

Se llama igual que su padre y siguió sus pasos profesionales, pero lo superó ampliamente. Producto de la clase media y sin la historia trágica del chico pobre que llega a la cima, es el jugador del momento. Y esto recién empieza.

Fue el 4 de julio de 2014. Faltaban cuatro minutos para que terminara el partido que Brasil le estaba ganando por 2 a 1 a Colombia, cuando los 67.050 espectadores que sacudían los cimientos del estadio Castelão, en Fortaleza, contuvieron la respiración: Neymar caía al piso, aullando de dolor, tras recibir un rodillazo del defensor rival Juan Zúñiga. Segundos después lo sacaban en camilla y los médicos confirmaban lo peor: tenía fracturada la tercera vértebra lumbar. Neymar se había quedado sin Mundial y, en ese momento, quizá hasta sin carrera. En el Barcelona tampoco lo podían creer: el club catalán lo había comprado un año antes por 55 millones de euros con negociado incluido) y lo necesitaba un par de temporadas más para recuperar el gasto. Por suerte lo atendieron a tiempo y la cosa no pasó a mayores. El ídolo moreno de 22 años y corte desmechado con claritos volvería a las canchas y todos felices.

Neymar da Silva Santos Júnior nació en Mogi das Cruzes, San Pablo, el 5 de febrero de 1992, y no tiene una de esas biografías que hacen llorar. Nada de historias épicas desde el hambre y la pobreza hasta la cima del éxito. Más bien es una historia común y silvestre: hijo de un ama de casa y un futbolista profesional que le puso su mismo nombre (papá Neymar era bueno, pero del montón), ingresó en el Santos en 2003 y tras seis años en las inferiores saltó a primera en 2009. Ese mismo año fue elegido Mejor Jugador Joven del campeonato paulista. Un año después ya era el mejor delantero y el máximo goleador de Brasil con números sorprendentes: el 15 de abril de 2010 hizo cinco goles en el mismo partido. Los clubes europeos no tardaron en enterarse de la existencia de semejante prodigio y comenzó una lluvia de ofertas que los directivos del Santos rechazaban a piedrazos. Pero las doce millones de libras esterlinas que el West Ham ponía sobre la mesa o las veinte que gatillaba el Chelsea comenzaron a aflojar las resistencias. Neymar repetía “estoy centrado sólo en el Santos”, pero su agente tanteaba otros horizontes (...)

Artículos Relacionados

Por Laura Marajofsky
Sus obras llegaron al mundo NFT de la mano de Miloverso, una colección de más de once mil piezas únicas inspiradas en el elefante, su personaje más representativo. De qué se trató el desafío y cómo fue el proceso creativo de su primera incursión en el universo cripto.
Por Leonardo Martinelli
Siempre disruptivo, el actor multifacético de la televisión argentina reflexiona sobre las pasiones que marcaron a fuego su vida, mientras transita la paternidad a los 50 años y disfruta del éxito de protagonizar una de las obras de teatro más celebradas de las últimas décadas.
Por Marcelo Pavazza
La chef e instagramer presenta su primer libro de recetas, que no sólo es un compendio de preparaciones sino también un trabajo con una mirada política sobre la comida y con la perspectiva de género como guía.
Por Mariana Merlo
Se conocieron en Indonesia y, después de enamorarse, fundaron una agencia de contenidos digitales que hoy trabaja con más de 80 marcas en todo el mundo.
Por Gustavo Grazioli
La banda icónica de Uruguay celebra sus 27 años de vida con la salida de un nuevo disco de estudio y vuelve a girar por Latinoamérica y Europa, cerrando el año en un auspicioso Luna Park. Todas las sensaciones, en las voces de su frontman, Seba “Enano” Teysera, y el bajista Nicolás “Mandril” Lieutier.
Por Rolando Gallego
La superestrella uruguaya le pone el cuerpo y el alma a uno de los desafíos más arriesgados de toda su carrera: interpretar a Eva Perón en Santa Evita, la nueva serie basada en la gran novela de Tomás Eloy Martínez.
Por Marcelo Pavazza
Uno de los winemakers más jóvenes e influyentes de la Argentina, habla de sus dos proyectos personales sin discursos armados, con un ojo puesto en la industria y otro en una manera artesanal y entrañable de elaborar etiquetas que dan que hablar.
Por Ornella Sersale
A días del estreno de "María Marta. El crimen del country", la actriz que alcanzó la popularidad cerca de los cuarenta habla de todo: la lucha por el aborto, la fama, el paso del tiempo y el precio de siempre decir lo que piensa. Todas las batallas de una mujer poderosa.