Carolina y Patricia Herrera: las hermanas sean unidas

Las herederas de uno de los imperios de moda más fuertes del mundo cuentan, desde su atelier en Nueva York, qué se siente ser hijas de un ícono de estilo y cómo se define el glamour en la mujer actual.

 

Son las once de la mañana, y las oficinas de Carolina Herrera en el piso 17 de un enorme edificio en la Séptima Avenida en Nueva York –también conocida como “Fashion Avenue”– hierven en actividad y excitación. Secretarias y asistentes entran y salen, delgadísimas modelos se pasean por los pasillos envueltas en largos vestidos de taffeta, seda y chiffón, y la propia diseñadora, impecable en una pollera gris, suéter azul y el pelo cuidadosamente casual, supervisa y da instrucciones seguida de su equipo y su perro Gastón. Esta es una emperatriz de la moda y, como tal, tiene sus princesas. Sus hijas menores, Carolina Adriana y Patricia, no sólo están colaborando con ella desde hace un tiempo, sino que, según buena parte de la prensa especializada, han dado un aire fresco y juvenil a la marca y se han convertido en rostros importantes de la compañía.

 

 

Carolina participó en la creación del perfume 212, en 1996, y desde entonces ha servido como su principal promotora y vocera. Patricia, la menor, dejó su puesto como editora de moda de Vanity Fair y se integró en el equipo de diseño de su madre. Las dos, obviamente, están bien preparadas para su rol. Cuando recién se asomaban a la veintena, pasaron a formar parte del distinguido Fashion Hall of Fame –una larga lista que incluye a las mujeres más elegantes del mundo, de Marella Agnelli a Kate Moss– y es difícil que pase un mes sin que alguna revista de moda no les dedique algún artículo hablando de su chic natural, su belleza, sus estupendos modales y su aparentemente agitada agenda social. Sus matrimonios fueron tratados por la prensa como si fueran bodas reales. Patricia se casó en 2002 en la Iglesia de San Ignacio de Loyola, en Park Avenue, con el empresario Gerrit Livingston Lansing Jr., descendiente de una familia que ha tenido, entre otros, a un miembro de la Corte Suprema, varios congresistas en Washington, un alcalde de Nueva York y hasta uno de los gestores de la Declaración de Independencia estadounidense. Carolina desató, para su pesar, la histeria de las revistas del corazón españolas cuando en junio de 2004 llegó al altar con Miguel Báez, “El Litri”, uno de los toreros más célebres y admirados del país.

 

 

–¿Ustedes han traído un público más joven a la marca?

 

 

Carolina: –Hoy en día la gente joven está más interesada en la moda que antes. A los 16 o 18 años, a mí me daba lo mismo tal o cual diseñador, ni siquiera sabía quiénes eran, estaba en otra onda, preocupada por mi novio o por salir de noche con mis amigas. Nunca me importó de qué marca era el vestido que llevaba puesto.

 

 

Patricia: –Ahora eso ha cambiado por efecto de las celebridades.

 

 

C: –Ahora los jóvenes están obsesionados con la moda y sus personajes.

 

 

–¿Eso les parece bien o mal?

 

 

C: –A mí me parece muy mal.

 

 

P: –A mí también, porque ahora todos se quieren ver igual. Antes encontrabas a alguien que compraba todo en Gap, pero tenía su propio estilo.

 

 

C: –Ahora la obsesión es con las marcas (...)

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Por Laura Marajofsky
Sus obras llegaron al mundo NFT de la mano de Miloverso, una colección de más de once mil piezas únicas inspiradas en el elefante, su personaje más representativo. De qué se trató el desafío y cómo fue el proceso creativo de su primera incursión en el universo cripto.
Por Leonardo Martinelli
Siempre disruptivo, el actor multifacético de la televisión argentina reflexiona sobre las pasiones que marcaron a fuego su vida, mientras transita la paternidad a los 50 años y disfruta del éxito de protagonizar una de las obras de teatro más celebradas de las últimas décadas.
Por Marcelo Pavazza
La chef e instagramer presenta su primer libro de recetas, que no sólo es un compendio de preparaciones sino también un trabajo con una mirada política sobre la comida y con la perspectiva de género como guía.
Por Mariana Merlo
Se conocieron en Indonesia y, después de enamorarse, fundaron una agencia de contenidos digitales que hoy trabaja con más de 80 marcas en todo el mundo.
Por Gustavo Grazioli
La banda icónica de Uruguay celebra sus 27 años de vida con la salida de un nuevo disco de estudio y vuelve a girar por Latinoamérica y Europa, cerrando el año en un auspicioso Luna Park. Todas las sensaciones, en las voces de su frontman, Seba “Enano” Teysera, y el bajista Nicolás “Mandril” Lieutier.
Por Rolando Gallego
La superestrella uruguaya le pone el cuerpo y el alma a uno de los desafíos más arriesgados de toda su carrera: interpretar a Eva Perón en Santa Evita, la nueva serie basada en la gran novela de Tomás Eloy Martínez.
Por Marcelo Pavazza
Uno de los winemakers más jóvenes e influyentes de la Argentina, habla de sus dos proyectos personales sin discursos armados, con un ojo puesto en la industria y otro en una manera artesanal y entrañable de elaborar etiquetas que dan que hablar.
Por Ornella Sersale
A días del estreno de "María Marta. El crimen del country", la actriz que alcanzó la popularidad cerca de los cuarenta habla de todo: la lucha por el aborto, la fama, el paso del tiempo y el precio de siempre decir lo que piensa. Todas las batallas de una mujer poderosa.