Ashtanga Vinyasa Yoga

Es el yoga físico por excelencia. Cada día cuenta con más adeptos porque entrena, flexibiliza, limpia el cuerpo, y armoniza la mente.

El Ashtanga Vinyasa Yoga, tal y como lo ha enseñado Pattabhi Jois (1915-2009) es una práctica realmente rigurosa e intensa que puede compararse con el entrenamiento de un atleta de elite. Es por esto que en la actualidad es uno de los métodos más populares practicados en los Estados Unidos y Europa Jois es quien hizo famoso este estilo de hatha yoga después de haber superado a su maestro, Tirumalai Krishnamacharya, el inventor, puesto que modificó el Ashtanga Vinyasa para hacerlo más completo.

La inigualable combinación entre la respiración, el movimiento y la atención mental acompañada por la intensidad de esta disciplina nos ayuda a generar un poderoso vínculo cuerpomente en favor del bienestar, la salud y la armonía.

 

Una práctica poderosa

En este sistema, el término vinyasa alude a una variedad de prácticas. Entre ellas la sincronización del movimiento con la respiración y el conjunto de secuencias en las posturas que se sigue para entrar y salir de ellas. Es decir, con cada inhalación se realiza una postura y se mueve hacia la siguiente con la exhalación. De ahí su alto grado de demanda física. Caracterizado por el movimiento, saltos atrás y a través, permaneciendo en la posturas contando hasta cinco respiraciones, y por medio de una técnica de respiración específica aplicando bandhas o cierres, dristis o enfoque visual a lugares determinados, se trabaja durante una hora y media en una secuencia que tiene objetivos concretos.

Todo esto hace que sea un yoga altamente físico, mental y demandante. Siendo el fin de esta práctica purificar el cuerpo liberando toxinas a través del sudor, y pudiendo lograr con el tiempo un estado meditativo durante el fluir de la práctica. El propósito de este continuo fluir en la primera serie de posturas es crear calor (o tapas), “quemar”, “purificar”, “limpiar”. Este calor y sudor intenso produce un efecto de desintoxicación y alineación en el cuerpo.

 

El sistema

Existen tres series, Primera, Intermedia y Avanzada, con sus divisiones. Se debe transitar cada una en forma correcta antes de pasar a la siguiente. Se recomienda aprender con un profesor autorizado que haya experimentado anteriormente esta práctica en todas sus formas, y lo más imp o r t a n t e : ¡nunca guiarse por un libro! Es el yoga físico más fuerte y es de importancia real la supervisión de un instructor para evitar lesiones.

 

Parampara

Es una palabra sánscrita que denota el principio del conocimiento que se transmite en su forma más valiosa, basado en el conocimiento en experiencia práctica y directa. De profesor a alumno, sin intermediarios. Para que la instrucción de yoga sea eficaz y verdadera, debe venir dentro de Parampara. El dharma o el deber del estudiante es practicar diligentemente y esforzarse para entender las enseñanzas del gurú. La perfección del conocimiento y del yoga va más allá de dominar la práctica. El conocimiento crece del amor y del respecto mutuos entre el estudiante y el profesor, una relación que se cultiva con el tiempo. El dharma del profesor es enseñar el yoga exactamente como él lo aprendió de su gurú. La enseñanza se debe presentar con un buen corazón, con buen propósito y con intenciones nobles. De esta manera, la práctica se mantiene inalterable en el tiempo y se honra a la tradición. La vinculación entre profesor y estudiante es una tradición que lleva millones de años en la India, y es la base de una herencia muy rica y espiritual. El profesor asume un rol de gran responsabilidad: puede hacer a sus estudiantes constantes, él puede hacerlos firmes donde dudan. Es como un padre o una madre que corrige cada paso en la práctica espiritual de su estudiante.

 

La práctica en la Argentina

Existen varios centros donde se puede aprender Yoga Ashtanga, pero en honor al respecto que la práctica merece, Pablo Pirillo es el único habilitado. Pablo ha practicado por varios años consecutivos en el Ashtanga Yoga Institute de Mysore, India, y recibió la autorización para enseñar (blessing) por dicha institución, convirtiéndose en el único profesor autorizado en Buenos Aires. Aunque el sistema era conocido en la Argentina fue él quien introdujo la forma tradicional de práctica (Mysore Style) tal cual es, y continúa practicando y enseñando respetando Parampara.

 

Pablo Pirillo - Ashtanga Yoga Buenos Aires, Director,

Authorized by Shri K. Pattabhi Jois Ashtanga

Yoga Institute Mysore, India.

http://www.ashtangayogabuenosaires.com

 

Artículos Relacionados

Por Laura Marajofsky
Sus obras llegaron al mundo NFT de la mano de Miloverso, una colección de más de once mil piezas únicas inspiradas en el elefante, su personaje más representativo. De qué se trató el desafío y cómo fue el proceso creativo de su primera incursión en el universo cripto.
Por Marcela Soberano
Mano a mano con la actriz y directora que supo explorar todos los caminos del artista, detrás y delante de la cámara.
Por Leonardo Martinelli
Siempre disruptivo, el actor multifacético de la televisión argentina reflexiona sobre las pasiones que marcaron a fuego su vida, mientras transita la paternidad a los 50 años y disfruta del éxito de protagonizar una de las obras de teatro más celebradas de las últimas décadas.
Por Marcelo Pavazza
La chef e instagramer presenta su primer libro de recetas, que no sólo es un compendio de preparaciones sino también un trabajo con una mirada política sobre la comida y con la perspectiva de género como guía.
Por Mariana Merlo
Se conocieron en Indonesia y, después de enamorarse, fundaron una agencia de contenidos digitales que hoy trabaja con más de 80 marcas en todo el mundo.
Por Gustavo Grazioli
La banda icónica de Uruguay celebra sus 27 años de vida con la salida de un nuevo disco de estudio y vuelve a girar por Latinoamérica y Europa, cerrando el año en un auspicioso Luna Park. Todas las sensaciones, en las voces de su frontman, Seba “Enano” Teysera, y el bajista Nicolás “Mandril” Lieutier.
Por Rolando Gallego
La superestrella uruguaya le pone el cuerpo y el alma a uno de los desafíos más arriesgados de toda su carrera: interpretar a Eva Perón en Santa Evita, la nueva serie basada en la gran novela de Tomás Eloy Martínez.
Por Marcelo Pavazza
Uno de los winemakers más jóvenes e influyentes de la Argentina, habla de sus dos proyectos personales sin discursos armados, con un ojo puesto en la industria y otro en una manera artesanal y entrañable de elaborar etiquetas que dan que hablar.