Se conocieron haciendo danza y hoy llevan adelante la única red de gimnasios que combina el ballet con el entrenamiento funcional. Una técnica que es furor en Nueva York y llegó a la Argentina para revolucionar el mercado local.


Mauara Mariussi y Natalí Aun Santiago unieron su pasión por el baile con las ganas de emprender y así fue como en abril de 2015 lanzaron We Ballet Fitness, el primer gym-ballet en la Argentina. Después de estudiar danza clásica, jazz, contemporáneo y capacitarse en el exterior, supieron que esta técnica sería un éxito en el mercado local y apostaron por lo nuevo. Hoy ya cuentan con tres sedes (en Palermo, Recoleta y Barrio Norte) y planean seguir expandiendo el proyecto.

–¿En qué consiste el entrenamiento We?

Mauara Mariussi: –El ballet fitness es una técnica que adapta las posturas básicas de la danza a ejercicios de fuerza, elongación y resistencia. Son clases de una hora en las que se logra un entrenamiento “full body workout”. Hacemos una entrada en calor fuerte y después pasamos a la barra, que es nuestro elemento principal. Ahí practicamos los pliés, los tendus, los dégagés y los port de bras, que son movimientos supersimples y ayudan a tonificar un montón.

Natalí Aun Santiago: –Además, complementamos con ejercicios en el piso, en donde trabajamos piernas, glúteos, brazos y abdomen, y terminamos con una elongación final. Es un método muy integral.

“La actividad está pensada para todas esas personas que quieren entrenarse de una forma diferente, que no se adaptan a las opciones tradicionales que ofrece el mercado fitness hoy en día.”

El ballet tiene una técnica muy exigente. Sin embargo, las clases están pensadas para un público sin experiencia.

M. M.: –Sí, eso fue un desafío muy grande para nosotras. Adaptamos los movimientos a personas que nunca bailaron, que no tienen una relación fluida con la danza. Por eso, tenemos mucho cuidado con nuestras alumnas, por el tema de las lesiones. Usamos posturas que no exigen una rotación del cuerpo inmensa, como la que tienen las bailarinas profesionales. La actividad está pensada para todas esas personas que quieren entrenarse de una forma diferente, que no se adaptan a las opciones tradicionales que ofrece el mercado fitness hoy en día.

N. A. S.: –Exacto. Las chicas no tienen que ponerse las puntas o venir vestidas con tutú a las clases. Se entrenan con ropa cómoda, de gimnasia.

–¿Y cuáles son los beneficios de la técnica?

N. A. S.: –Es una actividad que tonifica el cuerpo, alarga y fortalece los músculos, mejora la elongación… Tenemos una sección de ejercicios cardiovasculares, entonces también sirve para quemar calorías y adelgazar.

M. M.: –Además, el uso de la barra ayuda a alinear la espalda y mejorar el equilibrio. El ballet te estiliza muchísimo.

¿Hay lugar para las que buscan perfeccionarse como bailarinas?

M. M.: –Sí, también. Tenemos una clase de pure ballet, dedicada a quienes quieren conocer a fondo la técnica. Es una clase de ballet tradicional que dura una hora y media, para todas las enamoradas de la danza.

–¿Qué rol cumple cada una en el proyecto?

M. M.: –Yo soy periodista y modelo, entonces me encargo de la parte de comunicación y marketing. Estoy muy atenta a las alianzas comerciales también. En We tenemos un club de beneficios para todas las socias adheridas al débito automático, y yo trabajo en conjunto con algunas marcas para que las chicas puedan acceder a distintos descuentos y promociones.

N. A. S.: –Yo soy abogada, magíster en Derecho Empresarial, y desde mi lugar veo un poco más la parte de legales, de administración. Después, la coordinación general está a cargo de las dos. Hacemos el seguimiento de los profesores, elegimos juntas al personal, evaluamos la posibilidad de abrir nuevas sedes… Somos muy compañeras y nos complementamos mucho para trabajar.

–Hoy en día tienen tres estudios fitness. ¿Tienen pensada una próxima apertura?

N. A. S.: –Sí. Este año vamos a abrir la cuarta sede, y si podemos también la quinta. La idea es llegar a Belgrano y a Caballito.

M. M.: –Estamos abriendo el juego a las franquicias también. Nos piden mucho en Buenos Aires, pero sobre todo en el interior. Somos las únicas que ofrecemos este tipo de entrenamiento en el mercado fitness, así que estamos estudiando los pedidos y esperamos concretarlos cuanto antes.