Las cadenas suelen asociarse con procesos mecánicos y superficiales. En Starbucks quieren derribar este prejuicio, demostrando que realmente saben lo que hacen. Con la idea de acercar a los clientes las diferencias entre los distintos procesos de filtrado y tipos de café, la sucursal de Starbucks Al Río es la primera en ofrecer una experiencia de café tan enriquecedora como divertida.

Barra para la Coffee Experience

Al entrar al local, además de los clásicos de Starbucks, se puede elegir entre dos experiencias: “métodos de preparación” o “viaje por el mundo del café”. Una vez tomada la decisión uno de los Coffee Masters (o incluso su líder, uno de los cuatro Coffee Ambassador del país) nos recibe del otro lado de la barra y comienza los preparativos para el proceso. Todos ellos se preparan durante ocho semanas, durante las cuales estudian y profundizan conocimientos sobre los orígenes del café, las características del cafeto, las regiones de cultivo y los métodos de procesamiento.

El primero, “métodos de preparación”, consiste en filtrar el mismo grano de café de tres maneras distintas. Las opciones son las siguientes: chemex, pour-over, aeropress, prensa y syphon. Cada uno de ellos resalta una parte diferente del café, asombrando al cliente devenido en sommelier. Las diferencias entre los procesos de filtrado en el cuerpo, aroma y sabor del grano son notables aún para los paladares no entrenados. El segundo, “viaje por el mundo del café”, utiliza el método de prensa con variedades de todas las regiones de cultivo utilizadas en Starbucks, como Guatemala Antigua, Colombia, Kenya, Sumatra, Verona y Espresso Roast, cada una con sus particulares sabores y aromas.

La moderna tienda en el nuevo Complejo Al Río de Vicente López propicia el ambiente perfecto para esta experiencia, que puede reservarse con anticipación o solicitarse en el momento. Cada uno de los 180m2 está pensado para maximizar la experiencia del cliente, juntando trabajo con disfrute.  Ya sea con amigos o con uno mismo, acercarse un poco al mundo del café se encuentra al alcance de la mano en la barra de Starbucks Al Río.

Starbucks Al Río, único lugar del país donde se puede hacer la experiencia