El primer disco en solitario del mítico guitarrista cumple 30 años y lo celebra con una reedición que estará disponible a partir del 29 de marzo.

En 1986, el guitarrista de The Rolling Stones estaba intranquilo. Todos los miembros de la banda inglesa estaban inactivos y, según el mismísimo Richards, fue uno de esos “tiempos para el olvido”. Había aprovechado para trabajar con el baterista Steve Jordan en la película de Chuck Berry ‘Hail Hail Rock ‘N Roll’ y estaba buscando otro desafío. Nunca antes había considerado hacer un álbum como solista y a lo largo de su legendaria carrera con The Rolling Stones, siempre había sido un hombre de una sola banda. “Mi enfoque central siempre había sido esa única cosa, me sentí que con Los Stones, tenía el vehículo perfecto para lo que quería hacer. No podía imaginar que unir algo más sería igual de satisfactorio”, afirma Keith.

Afortunadamente se sumó a los incomparables X-Pensive Winos. Desde el principio se sintió como una banda, con el guitarrista Waddy Wachtel como una primera adición bastante obvia para Steve Jordan. “Waddy y yo somos como Ronnie y yo”, dice Keith. “En cinco minutos es como si nos hubiéramos conocido toda la vida”. Con Charley Drayton, que toca el bajo y la batería, tres se convirtieron en cuatro y luego en cinco con el cantante y tecladista Ivan Neville. Todos ellos eran multi-instrumentistas, músicos de todo el mundo que se establecieron en Le Studio, en las afueras de Quebec.

Aislados de las distracciones de la gran ciudad, la música fluyó desde el principio. Una de las primeras pistas que grabaron fue el explosivo “Take It So Hard”, un clásico apretado pero suelto que ilustra fácilmente. La grabación se trasladó a Montserrat, Bermuda y otros lugares del planisferio y contó con las participaciones de invitados estelares como Sarah Dash, Bootsy Collins, Maceo Parker, Memphis Horns, Patti Sciafia y Mick Taylor. 

Hay una refrescante irreverencia en “Talk Is Cheap” que impregna todas y cada una de las canciones. Suena tan bien hoy como hace treinta años – en palabras de Keith “tan actual como el día en que se hizo”. Esta reedición también incluye 6 bonus tracks, cuatro de los cuales cuentan con la participación del pianista Johnnie Johnson, incluyendo “Big Town Playboy” de Eddie Taylor, “Blues Jam”, “Slim” y el cinético cover de Jimmy Reed, “My Babe”. Las cajas Super Deluxe Set y Deluxe Set incluyen especiales y exclusivos estuches, extensas notas de Anthony De Curtis que cuentan la historia de la producción, el lanzamiento y el impacto cultural del álbum, fotos inéditas y memorabilias. 

“Este álbum sigue en pie” dice Richards. “Lo he estado escuchando y no a través de las nieblas de la nostalgia, ya que no me afecta de esa manera. Esto es más que la suma de sus partes. Realmente lo admiro. Nos divertíamos y se puede oír”. 

‘Talk Is Cheap’ estará disponible en CD, vinilo, Deluxe y Super Deluxe Set. 
Lista completa de canciones de “Talk is Cheap”:

  • Big Enough
  • Take It So Hard
  • Struggle
  • I Could Have Stood You Up
  • Make No Mistake
  • You Don’t Move Me
  • How I Wish
  • Rockawhile
  • Whip It Up
  • Locked Away
  • It Means A Lot 

Temas inéditos incluídos en las versiones deluxe:

  • Blues Jam
  • My Babe
  • Slim
  • Big Town Playboy
  • Mark On Me
  • Brute Force


Deluxe Box Set
:

·   2 vinilos de 180g (álbum y 6 temas inéditos)

·   2 simples de 7” (Take It So Hard / I Could Have Stood You Up y Make No Mistake / It Means A Lot)

·   2 CDs (álbum y 6 temas inéditos)

·   Libro de tapa dura de 80 páginas con ensayo de Anthony DeCurtis, entrevista a Keith y fotos inéditas de archivos personales.

·   Memorabilias: credencial laminada del tour, letras de canciones, reproducción original de la invitación al tour, púa de guitarra del tour y 2 posters.

·  Presentado en un exclusivo estuche de lujo, envuelto en material que simula una funda de guitarra Fender.

Super Deluxe Box Set:

·  Edición limitada y numerada

·  Todo el contenido descrito en el Deluxe Box Set

·  Estuche exclusivo y único en su clase: una réplica de la guitarra Fender favorita de Keith “Micawber” hecha a mano en madera de fresno por la misma marca en California