Inmersos en un paisaje único o con una propuesta urbana amable, todos cuentan con un ritmo perfecto para dejar atrás la rutina y renovar las energías. Del Caribe al descanso nórdico, pasando por las vistas únicas de Capri y la exuberancia natural de diferentes puntos del planeta.


Capri, Italia

A lo largo de la ruta que bordea el mar Tirreno se acomodan Sorrento, Positano, Praiano y Amalfi. Frente a la península están las islas, con callecitas angostas, árboles de cítricos en las veredas y frentes de colores llamativos. Capri es la que conserva la dosis mayor de distinción: la llegada a la Marina Grande deja ver algunas embarcaciones, pero lo mejor está después de pasar esa primera fachada.Vistas sobre el acantilado, playas solitarias, agua cristalina y balcones rodeados de flores de santa Rita, además de la rica gastronomía italiana.

Anguila, Islas Vírgenes

Anguila forma parte delas islas Vírgenes británicas, un pequeño sitio en medio del mar Caribe. Luego del paso del huracán Irma, la isla logró recuperar su esplendor de destino de experiencias de lujo. La costa (de acceso público) es la estrella: escenarios perfectos para caminatas, coloridos barcos pesqueros, bares con vista al mar y salidas de buceo. Las opciones son interminables en este destino que atrae a viajeros de todo el mundo que buscan un descanso resguardado de las multitudes.

Tulum, México

Esta ciudad de la costa este de Yucatán, uno de los principales centros de la civilización maya, propone un descanso de lujo rústico. “Stress free zone” anuncia un cartel en la entrada de Holistika, un centro de bienestar que combina casas rodeadas de naturaleza con clases de yoga vinyasa, meditación y el extremo temazcal: un ritual intenso de vapor que se realiza dentro de un domo de piedra.

Copenhague, Dinamarca

La capital danesa se convirtió en uno de los nuevos destinos jóvenes de Europa. Recostada sobre el mar Báltico y cruzada por canales, Copenhague se distingue por sus propuestas amigables con el medio ambiente y su estilo de vida relajado. El hygge define el modo en el que los locales se relacionan: disfrutan de las cosas simples, sin lujos mayores ni  complicaciones. Incluso es conocida como “la ciudad más feliz del mundo”.

Cafayate, Salta

Las montañas rojizas contrastan con el verde de los viñedos. Situada al sur de Salta, Cafayate es uno de los principales destinos enoturísticos del país. En la ciudad, un museo homenajea al vino, y a lo largo del camino aparecen las bodegas. Dentro de ellas o en su entorno hay diversas fincas y estancias en donde disfrutar de un descanso vinculado con el placer gastronómico. De estilo colonial, Patios de Cafayate es uno de esos sitios: tomarse una copa de vino sentado en la galería, de cara a los viñedos y con la montaña de fondo, resulta un plan imperdible.