Verde que te quiero verde. Las grandes ciudades respiran a través de sus parques, y los ciudadanos escapan del ruido para conectar con la naturaleza. A continuación, una selección para quienes buscan relajarse, hacer deporte o conocer a fondo los centros urbanos.


1) Central Park, Nueva York

Con más de cuatro kilómetros de largo y una superficie de 340 hectáreas, este parque es dos veces más grande que Mónaco y ocho más que Ciudad del Vaticano. Además de ser el más visitado en los Estados Unidos –recibe alrededor de 40 millones de personas al año–, es el más famoso del mundo y constituye el principal pulmón de Manhattan. Entre sus mayores atracciones se encuentran el Castillo Belvedere, el teatro Delacorte, un zoológico y el jardín Strawberry Fields, en memoria de John Lennon. La mejor manera de recorrerlo es en bicicleta, ¡y con un mapa bajo el brazo!

 

2) Jardines de Luxemburgo, París

Conocido popularmente como “Luco” y presidido por el Palacio de Luxemburgo –actual sede del Senado francés–, este jardín fue creado en 1612 por iniciativa de la reina María de Médici. Cuenta con una colección de más de diez mil orquídeas, 106 estatuas y esculturas y un estanque en donde se alquilan barquitos de vela para que jueguen los más chicos. Además, hay un restaurante y un café donde degustar la típica pastelería francesa y se puede visitar el Museo de la Orangerie. En temporada alta, se ofrecen shows musicales, espectáculos artísticos y muestras fotográficas.

 

3) Parque General San Martín, Mendoza

Diseñado por el arquitecto francés Carlos Thays, este parque urbano de 400 hectáreas constituye uno de los espacios verdes más importantes del país, en donde conviven más de 300 especies vegetales. Entre sus principales atracciones turísticas se encuentran el estadio Malvinas Argentinas (construido en 1978 previo al Mundial de fútbol), el Teatro Griego (donde año tras año es elegida la reina nacional de la Vendimia) y la Universidad de Cuyo.

 

4) Hyde Park, Londres

Si visitás la capital de Inglaterra, este parque no puede faltar en tu itinerario. Dividido por un lago central llamado Serpentine, es el lugar preferido para los fanáticos del deporte: hay canchas de fútbol, softball, tenis y cricket y muchísimos senderos para correr o andar en bicicleta. Entre sus sitios de interés se destacan el Palacio de Cristal y el Speakers’ Corner, la esquina icónica donde se recitaron discursos políticos históricos.

 

5) Parque Ueno, Tokio

Es el parque más antiguo de la capital japonesa y uno de sus principales focos culturales: cuenta con cinco museos, una galería de arte, dos templos y un santuario famoso para las parejas que buscan tener hijos. Además, allí funciona el Zoo de Ueno, donde habitan más de 2.600 especies y los osos panda son los protagonistas. ¿La mejor época para visitarlo? Primavera: entre marzo y abril sus más de mil cerezos florecen y crean el escenario ideal para practicar hanami: la tradición japonesa de observar las flores.