Una nueva corriente hace furor en el mundo de la decoración: la naturaleza se transforma en un recurso que cuenta, demostrando que también es posible vestir un ambiente con plantas y musgos.


Si desde hace unos años la onda verde ha invadido las revistas y boards de Pinterest con delicados terrarios DIY, las defenestradas kodekamas, el boom de las mini-suculentas o las huertas para departamentos e interiores, ahora la nueva moda son los vegetales estabilizados.Así cada vez son más los adeptos a la ambientación que lleva vida a los espacios por medio del uso vegetal en la decoración y la aplicación de plantas en la arquitectura, capitalizando fenómenos consolidados, como la búsqueda de formas de incorporar naturaleza a las grandes ciudades. Tendencia que ya se materializa en la propia planificación urbana con los green roofs (techos verdes), las huertas comunitarias y jardines verticales (en exteriores e interiores). Sobre esto último una conocida casa argentina,dedicada a la decoración y productos del hogar, hoy tiene en la mayoría de sus locales paredes verdes y jardines verticales montados en sus fachadas.

También es notoria la irrupción de la ambientación verde aunque a más baja escala en el hogar. Basta observar fotos de cocinas, patios o hasta balcones en las revistas del rubro, comerciales o en TV, para encontrar algo que ya se está volviendo un signo de estos tiempos más eco-friendly y saludables: las huertas urbanas. Un encuentro entre lo funcional y lo estético, entre lo lindo y lo útil. No es casual que muchos especialistas señalen que la exposición a lo natural, aunque sea por períodos breves de tiempo, trae beneficios para nuestro cuerpo. Hoy queremos y buscamos los resquicios verdes en nuestras vidas.

“Me asombra la reacción de la gente al tocar la tierra: automáticamente sienten calma y se liberan tensiones. La rutina en la ciudad excluyó las actividades que son parte nuestras raíces y que traen oxígeno, como tocar la tierra,sembrar, cultivar. Cada vez más conscientes de esto, se ve una creciente tendencia a traer el verde a nuestro cotidiano e incluso a los interiores del hogar”, explica Micaela Crescente, paisajista de Arte Verde.

Vida que dura más: vegetales estabilizados

Como su nombre lo indica esta técnica que es furor en Europa y en los EE.UU., en particular en hoteles y tiendas high-endo espacios de relax como spas, emplea una técnica conocida como preservación vegetal, que permite sustituir la savia por un producto de conservación natural bio degradable. De este modo los vegetales quedan conservados por más tiempo y sin necesidad de riego. Ante las posibles sospechas que pueda despertar esta práctica técnica cuasi futurista, cabe aclarar que el proceso es totalmente natural y ecológico ya que se usan glicerinas vegetales, sin la adición de componentes artificiales o tóxicos. O al menos así lo explican desde la página de NatDeco (www.nat-deco.com/), una de las firmas que se encarga de realizar este tipo de instalaciones.

Por otro lado si te estabas preguntando si los vegetales que se usan son plantas, arbustos o flores reales, pues sí, incluso también se emplean musgo y liquen. Gracias a la preservación vegetal, estos retienen su flexibilidad y una apariencia fresca durante bastante tiempo sin requerir condiciones especiales de cuidado, luz y agua. Básicamente, el sueño de todos los que hemos tenido plantas en interiores y hemos dejado morir hasta un cactus.

Eso sí, hay una contra indicación que tiene que ver con que los vegetales estabilizados se recomiendan principalmente para interiores y no para espacios a la intemperie, con la excepción de los líquenes o musgos que se adaptan fácilmente a ambientes húmedos –motivo por el cual suelen usarse en spas y piscinas–. ¿Una de las especies más rendidoras? El liquen escandinavo, también conocido como “Cladonia Stellaris” o “Liquen de rennes”, originario de los bosques del norte de Europa, que además como plus tiene cualidades de absorción acústica, anti inflamabilidad y resistencia a los rayos UV. Lo que se dice, un todo terreno.

Posibilidades expresivas infinitas

Como muestra otra firma especializada en esta técnica decorativa, Green Area, las posibilidades son numerosas: jardines verticales estabilizados que combinan hiedras y vegetales de hojas más grandes para lograr un realismo inmerso,jardines vivos, logos y lettering realizado en moss (musgo), moss & wood (combinado con madera), separadores de ambientes de origen vegetal, en forma de animales y hasta en relojes de musgo, entre otras opciones.

Si el impacto visual y el bajo mantenimiento no son suficientes motivos para optar por este recurso, hay que resaltar dos cuestiones más: las plantas al estar estabilizadas no contienen parásitos, y no son alergénicas o generan CO2.