Tragos
Ciudad de barras

 

Izakaya
Bar & sushi

La explosión del sushi en Buenos Aires llegó (también) de la mano de los servicios de delivery sin restaurante propio. Uno de los más afamados, Sushi Pop, decidió romper hace un tiempo con ese modelo y ya lleva varios locales abiertos en la ciudad. En todos ellos se repite la premisa: sushi, tapas, platos asiáticos, cerveza artesanal y tragos. Un apartado, este último, que acaba de agregar un irresistible toque estacional: maridajes de sushi con gin tonic. También lo hay con cervezas asiáticas, como Sapporo o Tsingtao, pero es en el clásico cóctel donde está lo más destacable porque todas sus variantes llevan la firma del reconocido bartender Renato “Tato” Giovannoni, que creó un gin especialmente para la ocasión y lo combinó con mandarina, pomelo, frutilla o Cynar. Un lujo.
Locales en Palermo, Caballito, Cañitas, Vicente López y Devoto
sushipopizakaya.com.ar

 

Vinos
Tintos, blancos, buenos

 

Nilson
El futuro llegó

Tal vez sea un poco apresurado decirlo, pero ahí va: Nilson (cuyo nombre se completa con el muy apropiado término “vino al paso”) es el ideal de wine bar si lo que se pretende es quitarle la pátina de exclusividad que –cierto que últimamente en menor medida– barniza al vino. Ubicado en ese ya ineludible spot gastronómico que es el Mercado de San Telmo, lo regentea la sommelier Samantha Nilson y tiene una oferta de vinos por copa sabiamente elegidos y divididos en ligeros, medios e intensos. Así nomás, tan sencillo como el local, chiquito y a la calle. Cancherísimo, ha logrado que en la tarde-noche la vereda se pueble de bebedores de vino (teléfono para las cervecerías artesanales). Un dato para apuntar y que va en sentido de lo dicho más arriba: acaso el paradigma esté cambiando. Ojalá.
Carlos Calvo 463, Mercado de San Telmo
De miércoles a lunes, desde las 12.30

 

Cerveza
Más allá de la moda

 

Bierlife
La vida color birra

Si hay un local al que le cabe el sobrenombre de “patio cervecero” es a este. Casona santelmiana por excelencia, deslumbra desde el vamos con su exuberante oferta de cervezas y comida. De lo primero, sobra: más de 50 canillas sacian la sed de sus asiduos concurrentes. Y tanto es así que lo segundo, es decir, lo que ayuda a bajar el espumoso líquido (hamburguesas, pizzas, cuencos y hasta postres), también está elaborado con él. Hablando en criollo, en Bierlife hay cerveza hasta en la sopa. Es que la gente del Centro de Cata de Cerveza de Buenos Aires (propietarios del lugar) se toma muy en serio su labor de evangelización y propalación (se pueden beber y conseguir birras de conocidas microcervecerías y de diferentes puntos del país). Y sus fieles seguidores también.
Humberto Primo 670, San Telmo
Tel.: 4307-6315