El crecimiento en el consumo de espumantes italianos por su estilo descontracturado vibrante y fácil de beber ha llevado a que los consumidores se vuelquen más a este tipo de bebidas. A tono con el espíritu italiano de dar espacio al placer y a la indulgencia en la vida, los principales bares y restaurantes de la ciudad sumaron esta propuesta en sus cartas.

Aldo´s San Telmo y Palermo

Estos dos restaurantes emblema del vino en Buenos Aires, obra del restaurateur y sommelier Aldo Graziani, tienen carta de happy-hour con Martini Prosecco y Martini Asti por copa y en cocteles.

También pueden consumirse por botella encontrándolos en el apartado de vinos italianos de la carta y en cócteles de autor dentro de la carta diseñada por el reconocido bartender Pablo Pignatta.

Presidente Bar, Recoleta

Habiéndose convertido rápidamente en uno de los mejores bares de Argentina, liderado por el cantinero Sebastián García, Presidente no sólo tiene Martini Espumantes en sus cocteles clásicos como de autor, sino que también estos espumosos se encuentran dentro de una nutrida carta de vinos diseñada por la sommelier María Laura Nuñez para acompañar los platos creados por el chef y sushiman residente, Esteban Leira.