La Fuerza

La esquina de Dorrego y Castillo se convirtió en un punto obligado. Dos opciones de vermú (rojo y blanco) son el mejor pretexto para pasar el rato, y si esto no es suficiente, hay deliciosos platos para compartir: milanesas, buñuelos, croquetas de pescado, berenjenas con provoleta, papas fritas y… good show!
Av. Dorrego 1409

 

878

Una puerta casi oculta entre casas esconde un bar de primera. Sumergido entre luces tenues, este lugar, especializado en coctelería y whiskies, está caracterizado como un viejo speakeasy de la Ley Seca y fue consagrado, en varias oportunidades, como uno de los mejores bares de Buenos Aires.
Thames 878

 

Malvón

Una confitería de estilo porteño con sabor contemporáneo y menú ligado a la comida francesa en un ambiente relajado, con espacios armónicos. La panadería y la pastelería son la especialidad. Recomendamos la carrot cake, pancakes y popovers.
Serrano 789

 

La Noire

Una antigua casona reciclada con un ventanal que invita a degustar, primero por los ojos, una amplia variedad de pastelería francesa. Tortas, croissants y pains au chocolat, en un café que preserva una esencia plácida.
Bonpland 1173

 

Salgado Alimentos

Desde una pequeña esquina asoma una ex fábrica de pastas convertida en un exquisito restaurante experto en comida italiana. ¿El hit? Sin lugar a dudas, las pastas, y si vas por algo dulce, la torta húmeda de chocolate.
Juan Ramírez de Velasco 401

 

La Cava Jufré

Un almacén y bar de vinos con una amplia variedad de etiquetas. Grandes degustaciones se arman de la mano de su dueño, quien además recomienda a los clientes qué beber según sus gustos. Acompañá tu copa con tortillas o empanadas griegas.
Jufré 201

 

La Crespo

Un rincón boutique de comida judía con elaboración artesanal en un espacio familiar y acogedor. Una experiencia ideal para fanáticos de la comida de este tipo y también para los que nunca han probado. ¿Nuestros elegidos? Hot pastrami, knishes de papa farfalej y los strudel.
Vera 1001

 

Café San Bernardo

El “San Ber”, como le dicen todos, pasó de ser un café a un templo de encuentro con amigos para todas las edades. Entre birras y platos abundantes, salen juegos de mesa, ping-pong y pool.
Av. Corrientes 5436

 

Whoopies

Una pastelería con colores neutros y ventanales donde la diva son los cupcakes. Si bien hay opciones para almorzar, las limonadas frozen y las delicias dulces no deben pasarse por alto.
Juan Ramírez de Velasco 885

 

La Cabrera Express

Un lugar que sabe explotar los sabores de la carne a la parrilla con una propuesta que invita a diferentes tipos de corte. Bife de chorizo, ojo de bife, cuadril y matambrito de cerdo son los más buscados, acompañados de ensalada libre, papa plomo o papas fritas. Para postre, lo que más sale son helados y flan.
José Antonio Cabrera 5099

 

Yeite Café

Frente a la cancha de Atlanta, este restó es un proyecto que une a la cocinera y pastelera Pamela Villar y a la diseñadora de indumentaria Jessica Trosman, combinando así sabores y diseño. El enfoque de la cocina es estacional y el menú se va modificando de acuerdo con los productos clave de la temporada.
Humboldt 293

 

Valk Garage

Veinte canillas de birra artesanal forman parte de este amplio garage cervecero. Entre chapas, barriles y foodtrucks, hay mesas y bancos de madera para disfrutar de las diferentes opciones de cerveza, que van desde la Red Haze hasta la Brown IPA, que además podés acompañar con hamburguesas, nachos o ensaladas. Dato maravilloso: es petfriendly.
Fitz Roy 930

 

Hawaiian Love Resto Bar

Un grupo de amigos se unió para darle forma a un proyecto original: un bar con estilo hawaiano. La decoración está inspirada por completo en el archipiélago, llenando el espacio de flores, maderas, techos de paja y tikis. Además de cervezas y tragos sirven exquisitos licuados frutales. ¿Lo que más sale? ¡Las burgers!
Serrano 682