Con los años, las ciudades van transformándose en urbes cada vez más sustentables. La toma de conciencia que invita al cambio de paradigmas que atentan contra el medioambiente es parte de una revolución cultural más amplia. Para eso, deben atender, entre otras cosas, la prevención de emisiones tóxicas, la optimización de materiales locales, reciclados o reciclables, la climatización natural, la incorporación de vegetación, la gestión y el manejo eficiente de agua, la planificación en el control de residuos y la utilización sistemática de energías renovables. Este es el ranking de las cinco ciudades que llevan la delantera en saldar la deuda que tenemos con el cuidado de nuestro planeta.

 1) Copenhague, Dinamarca

Es considerada la ciudad más verde de Europa. Además de ser bicifriendly, circulan por sus calles camiones eléctricos. La emisión de gases tóxicos es mínima y quienes pasan unos días allí lo confirman. Los locales están llenos de productos orgánicos, y sus costas, bordeadas de molinos de energía eólica. Por algo es conocida por ser la ciudad más feliz del mundo.

 

2) Ámsterdam, Países Bajos

Aquí hay más bicicletas que personas. Entre puentes y canales, pedalean grandes y chicos, turistas y quienes viven permanentemente allí. Hay también más de 300 estaciones de recarga para autos eléctricos. Desde hace algunos años, se creó un programa en el cual se invita a reducir emisiones de dióxido de carbono, por lo que actualmente la mayoría de las casas de Ámsterdam producen su energía a través de paneles solares o de pequeñas turbinas. Y hay parques inmaculados que invitan a realizar diferentes actividades cuando el clima –la única contra de la capital neerlandesa– lo permite.

 

3) Estocolmo, Suecia

Es la ciudad más limpia del mundo. Desde los 70 comenzó a implementar planes para el cuidado del medioambiente y ya cuenta con un alto nivel de reciclaje a nivel cultural; espera estar libre del uso de energía fósil para 2050. Además, atienden la contaminación sonora: mantienen controlados los niveles de ruido, pero sin perder el espíritu de fiesta cuando aparece. El distrito de Hammarby Sjöstad ha pasado de zona industrial a ecobarrio. Antes de los 90, estaba abandonado y contaminado.

 

4) Ciudad de Singapur, Singapur

Agua, tierra y aire fueron la prioridad de esta ciudad para erradicar el mayor grado de contaminación que adquirió después de décadas de industrialización irresponsable. Es considerada la ciudad más ecológica del continente asiático, y persigue la meta de eliminar los basureros para los años 50 de este siglo. Viviendas y hoteles ecológicos son insignia de esta ciudad, la más rica del mundo.

 

5) Helsinki, Finlandia

Fundada en 1550 como puerto comercial, hoy cuenta con más de un tercio de su superficie verde y sus costas limpias. A pesar de ser la capital del país y una de las ciudades más importantes de Europa, sus niveles de contaminación ambiental y sonora, así como los de congestión automovilística, son notablemente bajos. Kallio es un ecobarrio para visitar una y mil veces, con saunas y aire hipster. Ya que estamos: Finlandia es el país más feliz del mundo, según la ONU.