Los dispositivos electrónicos – tablets, smartphones y computadoras – son aliados para nuestras rutinas laborales y personales, pero se convirtieron en enemigas para la piel facial. La contaminación electromagnética y luminosa que estos aparatos irradian, causan el llamado “envejecimiento digital” o “digital aging”.

Estas radiaciones conocidas como luz azul o High Energy Visible (HEV), son tan nocivas como los rayos UVA y UVB combinados: penetran profundamente en la piel y dañan todas las capas que la conforman, acelerando la generación de radicales libres. A esto debemos sumarle la polución ambiental. ¿El resultado? Una piel hiperpigmentada, con perdida de elasticidad y debilitamiento de la barrera epidérmica, y con signos de envejecimiento prematuro.

La exposición diaria de la piel a la radiación solar hace que las células produzcan especies reactivas de oxígeno (ROS), responsables del envejecimiento prematuro de la piel denominado fotoenvejecimiento. Aunque una parte importante de este daño cutáneo inducido por los radicales libres se atribuye a la exposición a los rayos UV, la exposición a largo plazo a la luz azul también puede producir respuestas fisiológicas similares, induciendo la producción de ROS y generando estrés oxidativo que conduce a la citotoxicidad en células cutáneas humanas”, afirma la Dra. Lelia Nudelman, Directora de Laboratorio Carthage.

Carthage es la primera marca de cosmética en Argentina en desarrollar Blue Tech Defense, una línea exclusiva que crea defensas durante las 24 horas contra el fotoenvejecimiento, combate el estrés oxidativo, estimula la producción de colágeno, aporta hidratación e iluminación a la piel y previene el envejecimiento digital producido por los radicales libres emitidos por la luz azul que transmiten los dispositivos electrónicos, las luces LED, rayos UV y la polución ambiental.

La línea Carthage Blue Tech Defense cuenta con dos productos para estos fines: una crema de día y una máscara de noche. Ambas fueron exclusivamente desarrolladas con ingredientes activos naturales que permiten aumentar el poder de autodefensa de la piel:

-Pepha Age: extracto del alga Scenedesmus rubescens, estimula el proceso de autodefensa de la piel contra los daños ocasionados por la luz azul y los rayos UV. Posee una composición única de aminoácidos (entre los que se destacan la glicina, alanina, arginina, prolina y glutamina), vitamina B3, oligosacáridos y minerales, que reducen el stress oxidativo, la producción de radicales libres, evitan la glicación de proteínas y estimulan la síntesis de colágeno.

-Extracto de Dijing: Ingrediente natural obtenido de las flores del Helichrysum stoechas, también conocida como “Inmortelle”. Su poderosa acción antioxidante repara el daño producido por los radicales libres y estimula la regeneración celular. Aumenta el espesor de la dermis y mejora la elasticidad cutánea, disminuyendo la profundidad de las arrugas.

-Complejo Antipolución (Extractos de Durazno y Ginseng): protector de doble acción que forma sobre la piel una barrera frente a los agentes contaminantes ambientales y refuerza sus capacidad de defensa frente a los radicales libres reduciendo el stress oxidativo.

Extracto de Granada: rico en polifenoles, minerales y vitaminas. Es un  gran aliado contra los efectos del stress oxidativo, gracias a su alta capacidad para neutralizar la acción de los radicales libres. Tonifica la piel mientras reduce los signos de fatiga para una apariencia revitalizada.

Ácido Hialurónico: como ácido hidrófilo (que atrae el agua) mantiene bien hidratadas las células y da volumen en la zona de aplicación.

 

Carthage Blue Tech Defense Emulsión de Día, con y sin color. 50 g.  Precio: $ 741

Carthage Blue Tech Defense Máscara de Noche. 50 g. Precio: $656