Rememorando 1873, año en el cual la marca desembarcó por primera vez en nuestro país, Bally anunció su regreso al mercado argentino.

La apertura del local de 100 metros cuadrados en el Patio Bullrich oficializó el relanzamiento de la marca en Buenos Aires. El mismo se caracteriza por sus sofisticados detalles de nogal americano y bronce, reflejando a la perfección la estética global de la marca.

Los calzados y accesorios de la colección Otoño 2018, tanto para damas como para caballeros, fueron presentados junto a la tienda. Esto incluye la icónica selección de zapatos y bolsos Janelle, así como también las zapatillas retro inspiradas en tiempos pasados de la marca.

La apertura del local es únicamente el comienzo de la materialización de los planes de Grupo Lisbon en en el país, con planes de expansión en otras ciudades de la región. La nueva boutique restablece a Bally en la hoja de ruta de América del Sur, arrojando luz sobre este importante mercado que jugó un papel fundamental en el crecimiento de la marca de lujo suiza cuando se fundó en el siglo XIX.