El invierno llega a su fin en el hemisferio sur y otros colores comienzan a aparecer en los paisajes blancos de la Patagonia argentina. Desde Neuquén, el cerro Chapelco cambia de sintonía y se prepara para afrontar los desafíos de la próxima estación.


Los primeros rayos del sol de septiembre son más gruesos, más envolventes. Los coihues, finos de tronco, comienzan a mostrar su belleza de a poco, y los arrayanes, históricos testigos del nacimiento de San Martín de los Andes, relucen sus naranjas únicos para dar cuenta de que la primavera, finalmente, llegó a la Patagonia.

Luego de una exitosa temporada de invierno, el cerro Chapelco se prepara para afrontar el último aluvión de turistas que pretenden disfrutar de su belleza, su naturaleza y sus servicios, con temperaturas más cálidas. La mañana resulta ideal para desafiar las pistas, ya que la puesta del sol se produce más temprano y deja la nieve en perfectas condiciones para una buena bajada. Eso sí: mucho protector solar, ropa liviana y lentes de sol.

Aunque esquiar siga siendo la actividad más solicitada, no es la única en la agenda del cerro. La primavera llegó a Chapelco y no tiene pensado escapar fuera de pista.

Freeride World Qualifier

El freeride es la modalidad más sorprendente para ver en competencia. En el Freeride World Qualifier, que se llevará a cabo por tercer año consecutivo en Chapelco, se miden los mejores atletas del mundo en esta especialidad (snowboard y esquí). Buscan clasificar para la Elite Freeride World Tour (FWT) que se disputa durante la primera mitad del año siguiente en el hemisferio norte, en las cinco montañas más importantes del mundoEl escenario de la competencia es “la parte de atrás” de Chapelco, un espacio único de la montaña por su geografía, donde sólo hay abundante nieve virgen: los “back bowls”. Desde la cima, existen diferentes líneas de descenso, acantilados, saltos y “bowls” que permiten las bajadas más exigentes con trucos y espectaculares saltos.

 

Freestyle

En el invierno de 2018, Chapelco renovó todos los módulos del Snowpark. Ubicado en el corazón del centro de esquí, la plataforma de 1.600 metros es el lugar ideal para practicar freestyle, ya sea en esquí o snowboard. Desde este invierno, el Snowpark de Chapelco está renovado, con líneas de módulos en formatos de rails (grandes tuberías) diseñados de acuerdo con las nuevas tendencias del mundo. Existen líneas para avanzados, intermedios y principiantes, con diferentes niveles de dificultad. El staff especializado de Chapelco está atento al nivel de las personas que ingresan en el Snowpark, para que alcancen la técnica necesaria para hacer trucos, saltos y sortear obstáculos.

 

 

Protect Our Winters

Esta entidad sin fines de lucro surgió en los Estados Unidos impulsada por un grupo de atletas profesionales movilizados por detener el cambio climático en el planeta. Desde 2017, Chapelco integra el equipo de resorts y empresas líderes en deportes de invierno del mundo convocados por POW con capacidad de difundir sus fundamentos y trabajar por el planeta, junto a resorts de la talla de Aspen Snowmass y Vail Mountain Resort, ambos de Colorado, Estados Unidos. En 2018, POW renovó su alianza con Chapelco. El trabajo de POW incluye investigaciones científicas, desarrollo de políticas a nivel global, alianzas con deportistas, acciones en la industria de los deportes de nieve y movimientos para sumar más seguidores a su campaña. La notoriedad alcanzada por Chapelco le valió un lugar como único resort de Sudamérica, para trabajar a la par de las entidades más comprometidas del mundo, concientizando sobre las consecuencias del cambio climático y, así, proteger todos los inviernos del planeta.

#JuntosAlTeta

Todos los inviernos y veranos, Chapelco realiza esta impactante campaña de concientización por la detección temprana del cáncer de mama. Consiste en una trepada a la cumbre de su emblemático cerro Teta, que integra el cordón montañoso del centro de esquí, y desde ese lugar concientiza al mundo sobre la importancia de los estudios de diagnóstico anuales. Las imágenes aéreas de los participantes de esta trepada, ubicados en la inmensidad de la Cordillera de los Andes y formando en cordón humano un “lazo rosa” –símbolo de la lucha contra el cáncer de mama–, impactaron al mundo. Inundaron redes sociales, canales de TV y websites y sembraron los testimonios de los participantes y el mensaje preventivo. Una vez más, Chapelco elevó a #JuntosAlTeta a lo más alto. Llevó la campaña a Francia, a participar del Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions, el galardón más alto a nivel global que premia la comunicación creativa, innovadora y el impacto visual de una campaña.