Luego de consolidarse en el barrio de Belgrano con una propuesta gastronómica que une los sabores de la cocina asiática, El Quinto – 第5, abrió un nuevo local en Palermo, en la calle Costa Rica 6020 esquina Arévalo.

Sus platos, provistos de una fuerte personalidad, combinan carácter, colores y texturas, en busca del quinto sabor, la experiencia umami. De esta manera, Quique Ya­fu­so y Gonzalo Sa­cot, dan rienda suelta a su creatividad para crear una carta variada, donde utilizan productos frescos y de alta calidad. Carnes asadas al grill a leña, dumplings, baos, wonton, pad thai, ramen, curries, se complementan en un propuesta de sabores equilibrados.

El sus­hi es par­te im­per­di­ble de la ex­pe­rien­cia con una va­rie­dad de rolls y niguiris clá­si­cos y es­pe­cia­les, o, los de cer­do bra­sea­do, pa­ra los que re­nie­gan de los fru­tos de mar. Otra de las propuestas destacadas es el sas­hi­mi omakase con salmón, atún, pulpo español, ostras y otras deliciosas variedades de pesca del día.Una opción para no perderse, es la posibilidad de comer en la barra de cocina, situada al fi­nal del salón. Desde allí se pueden ob­ser­var los mo­vi­mien­tos del sushiman y de la brigada de cocina al momento de elaborar cada plato.
La carta de vinos, creada por Roberto Romano, cuenta con una cuidada selección de etiquetas nacionales e importadas. La idea es diseñar una carta de vinos de media y alta gama, junto con una selección de vinos por copa, que armonizara por completo con la propuesta gastronómica de El Quinto.
La barra de tragos, inspirada en una carta diseñada por Pablo Piñata, cuenta con una selección de cócteles de autor, basados en elementos de estación y detalles orientales. Se buscó que su carácter fuera fresco, moderno y aromático. Es de señalar la variedad de whiskies japoneses presenten que ayudan para enaltecer la experiencia asiática.
El espacio fue diseñado por Horacio Gallo, uno de los mejores arquitectos gastronómicos, quien distribuyó mesas comunitarias bajas, hechas en maderas laqueadas al estilo japonés. Están ubicadas en el centro del salón y comparten el espacio con varias mesas individuales y dos redondas para 4 o 6 personas situadas en otro sector, frente a la barra de sushi y la cocina.
Sin duda alguna El Quinto es una invitación a sumergir los sentidos en una experiencia asiática completa de alto nivel.