Bianca Siconolfi y Julia Ramos llevan adelante una de las marcas más distinguidas de la moda local. Diseño, vanguardia y originalidad: nadie se resiste al hechizo de la serpiente más venenosa del mundo.


La mamba negra es la serpiente más venenosa del planeta. Una criatura veloz e inquieta, de las más largas de su especie –puede llegar a superar los cuatro metros–, algo que trae como consecuencia que resulte imposible dejar de mirarla. Lo exótico de sus características la hace hipnótica. Por eso, cuando la diseñadora Bianca Siconolfi visitó el serpentario del zoológico de Londres cayó inmediatamente bajo el hechizo de la “black mamba”. Ahí lo supo: era un gran nombre para su marca, la que hoy lleva adelante con su socia Julia Ramos. Y como ocurre con la serpiente, la gente no puede evitar sentirse atraída por sus prendas.–¿Cómo analizan la evolución de la marca desde su nacimiento? De aquel showroom a puertas cerradas a tener un local en uno de los shoppings más prestigiosos de la ciudad.

Julia Ramos: –El crecimiento de Blackmamba fue orgánico, sólido y constante. Sentimos que la clave fue dar pasos meditados y cautelosos, y permitir que la demanda hiciera al crecimiento. Arrancó siendo una marca de nicho y cada vez más personas la fueron entendiendo y quisieron ser parte de esto. Estamos enfocadas en el crecimiento de nuestro e-commerce, ya que la demanda de nuestros clientes es cada vez mayor en todo el país, y nos lo hacen saber.

–¿Cuál es el distintivo de sus prendas? ¿Con qué detalles creen que un ojo no entrenado en la moda puede reconocer la marca?

Bianca Siconolfi: –Cuando alguien se viste en Blackmamba no pasa inadvertido; el producto está pensado para eso. Son prendas que no encontrás en otras marcas. Escuchamos cada vez más la expresión “es muy Black”. Utilizamos simbologías e iconografías reconocibles e identificables con la marca. Por ejemplo, esta colección toma referencias de las artes marciales y el speed racing.

–¿Cómo se ve plasmado eso en las prendas y cómo surgió que sean estas disciplinas la inspiración de la colección?

B.S.: –Hicimos prendas inspiradas en la ropa de muay thai y boxeo, por ejemplo. Hay una línea “racer”, que surge de las carreras de autos y motos. Julia hace artes marciales y anda en moto. La información estaba dando vueltas y de repente se tomó como inspiración para hacer una colección. Son cosas que van llamando la atención y de repente se manifiestan.

–Hace un tiempo, junto a otros diseñadores, se unieron en el colectivo United Creators. ¿Cómo surgió esa idea? ¿Qué le aportó a Blackmamba y qué creen que ustedes les aportaron a otros colegas?

B.S.: –Creemos en el intercambio de información y experiencias para enriquecerse a uno mismo y a los demás. Surgió desde la amistad con personas que se dedican a lo mismo que nosotras y la necesidad de nutrirse mutuamente. United Creators es el nombre que formalizó la existencia de este grupo. Consideramos que la no competencia es sana y que la unión fortalece. Intercambiamos visiones y posturas con relación a la moda y a la industria. Compartimos desde proveedores hasta acciones comerciales.

–¿Esa colaboración existió siempre y ahora simplemente está formalizada bajo esta comunión o es un aporte de esta generación y los tiempos que corren?

J.R.: –La colaboración empezó a surgir en charlas con amigxs que están en el mismo rubro. Con el tiempo, empezamos a hacer acciones comerciales y desfiles con otras marcas, hasta que era una necesidad ponerle un nombre al conjunto para darle más fuerza y sentido.

–Con el gran crecimiento que han tenido en estos años, ¿piensan en abrirse al mercado internacional?

B.S.: –Es un proyecto que está en desarrollo. Justamente, United Creators tiene dentro de sus objetivos llevar nuestra identidad al exterior.

–El empoderamiento femenino que la mujer argentina transita desde hace algunos años se ve reflejado en diversos ámbitos y comportamientos. ¿De qué manera se manifiesta en el mundo de la moda, desde las diseñadoras hasta las clientas?

J.R.: –Sentimos que en otras culturas la mujer es más libre con su cuerpo y su imagen y tiene menos prejuicios a la hora de vestirse. Nos parece que la mujer argentina está empezando a abrirse más hacia ese camino, y Blackmamba es una marca que acompaña ese movimiento. Desde que empezamos, planteamos una imagen de mujer fuerte, que no tiene miedo y acciona. La mujer empoderada es nuestra musa. Queremos que la marca inspire a las mujeres a disfrutar más de sí mismas.

–¿Si cada una tuviera que elegir una prenda de Blackmamba que no puede faltar en su vestidor, cuál sería y por qué?

J.R.: –Me encanta la sensación de meterme en el depósito cuando tengo una salida puntual y necesito encontrar ese outfit con el que siento que la voy a romper. Tengo la suerte de que en todas las colecciones Bianca hace alguna prenda inspirada en mí, y esa es la prenda que voy a usar con más orgullo y representando a Blackmamba. En esta temporada hay muchísimas, así que me cuesta elegir una.