Estar permanentemente online es una de las principales preocupaciones de los argentinos. Un reciente estudio de la MMA sobre el comportamiento de los usuarios locales de telefonía móvil revela que una de sus máximas prioridades es estar conectados en cualquier momento y lugar, algo que se observa con particular énfasis en la generación Z.

La Mobile Marketing Association (MMA) en colaboración con la investigadora de mercado GFK y la consultora especializada Netquest realizaron un estudio que tiene como objetivo entender las oportunidades del mercado para móvil y ayudar a descifrar el comportamiento del target, sus preferencias y perfil. De allí se desprende que estar conectados en forma permanente es uno de los factores más importantes para los argentinos. Los números indican que estar online ya forma parte de la rutina diaria y un 40% presenta dificultades para tomarse un descanso de la tecnología, proporción que aumenta particularmente en el segmento de la generación Z (personas nacidas entre 2000 y 2010). Además de representar una adicción para algunos, los teléfonos se utilizan cada vez para realizar más tareas de la vida diaria.

Se estima que en la Argentina el tiempo activo dedicado a las aplicaciones cada día es de 1:41 horas por dispositivo, lo que representa un aumento del 28% en comparación al 2017. Desde consultar mapas y obtener indicaciones hasta trabajar, relacionarse socialmente, informarse y entretenerse se convirtieron en prácticas habituales en torno a los dispositivos móviles.

Comportamiento de compra: se espera un crecimiento de los pagos vía mobile.

En los últimos años la experiencia de hacer shopping por internet se ha vuelto habitual y el dispositivo preferido para hacerlo es el smartphone. Un 20% lo utiliza para comparar precios y buscar información sobre el producto, un 16% para localizar una tienda, calificar la compra/producto y consultar la disponibilidad de stock. El concepto de webrooming prueba, por ahora, que los teléfonos móviles se utilizan más para buscar productos y no tanto para comprarlos por esa plataforma, acción que los argentinos siguen prefiriendo comprar en el local, más allá de que hayan sido previamente influenciados a través de internet. El efectivo y las tarjetas de crédito se mantienen como los medios de pago más usados, mientras que sólo un 3% de las transacciones se realizan vía mobile. A pesar de esto, las generaciones más jóvenes dicen estar dispuestas a comprar directamente desde su teléfono.

El fenómeno detrás del explosivo crecimiento de WhatsApp

Nació como una app para chatear, pero con el tiempo los usuarios han incrementado su tiempo de uso por las características que permiten segmentar el contenido que comparten.

Los usuarios encontraron en WhatsApp un canal para segmentar los destinatarios de los mensajes que publican para lograr un mayor impacto. Según un estudio realizado por la Mobile Marketing Association (MMA) en conjunto con la investigadora de mercado GFK, esa es la principal razón del fuerte incremento en el tiempo de uso dedicado a esta aplicación cuando se lo compara con las demás plataformas sociales.

Identificar diferentes perfiles de personas para direccionar mensajes específicos es algo  que en las empresas es moneda corriente: criterios geográficos, comportamiento, edad o sexo, entre otras variables, permiten diseñar mensajes apropiados para llegar con precisión a cada nicho de mercado, pero ahora son los propios usuarios los que han desarrollado habilidades para entender qué mensaje puede funcionar mejor para cada grupo de personas.

Hasta hace un tiempo era común ver “posteadores seriales” que subían todo a Facebook, mientras que actualmente hay una mayor conciencia de que un mismo contenido puede funcionar bien para un grupo y no para otros. Así, por ejemplo, el usuario selecciona qué elegir con qué grupo. Seguramente no enviará el mismo contenido al grupo de amigos, que al de la familia o al del trabajo. Según Soledad Moll, gerente general de la MMA, “la posibilidad de segmentar los contenidos de manera simple, intuitiva e inmediata es una de las razones del crecimiento que están teniendo ciertas redes mientras otras se mantienen estables”

WhatsApp en particular muestra un gran crecimiento en la cantidad de tiempo de uso. “Existe la percepción de que los usuarios mudan de una red social a otra, aunque lo que aparece desapercibido es que también se pasan a WhatsApp”, comenta Lorena Hure, de GFK, quien agrega: “la necesidad de compartir contenido casi en tiempo real, y de que este contenido sea recibido de la mejor manera por el destinatario se resuelve satisfactoriamente con esta aplicación y esto explicaría el crecimiento pronunciado observado hacia fines de 2017. Incluso, es notable cómo ciertas actividades relacionadas con la generación y publicación de contenido actualmente se vehiculizan desde WhatsApp y no desde las aplicaciones sociales que fueron creadas para tal fin”.

Este fenómeno fue posible a partir de la masificación de los smartphones, que se han convertido en una eficaz herramienta para promover la hipersegmentación, por su instantaneidad y disponibilidad. Con ellos se pueden crear los denominados “micromomentos”, como tomar una foto o grabar un suceso en cualquier momento y lugar, para transformarlo en una historia que servirá para generar impacto en grupos con intereses comunes.