Desde Brasil, la marca de zapatillas celebró con un grupo de referentes elegidos mundialmente sus Rated One Star. Durante cinco días se fusionó el skate, el mundo fashion, la música y la cultura de la zapatilla ícono a través de experiencias digitales y vivas.


El equipo elegido por Converse Estados Unidos para la campaña “Rated One Star” representa el espíritu de los que se atreven a no pedir disculpas. Es para aquellos que están mas interesados en lo que vendrá. La audacia de One Star es real, desafía convicciones y crea sus propias reglas.

El team completo realizó una sesión de fotos, recorrieron la ciudad en un tour cultural y presenciaron la “Big Pool Day Party”. La elegida argentina para acompañarlos fue Naomi Preizler, que en su cuenta de Instagram escribió sobre la actitud que recomienda tener en relación al lema de las zapatillas: “Nunca frenen ante las limitaciones que les ponen los demás. Ellos ven un techo demasiado bajo para tu altura”.

One Star ha evolucionado desde el comienzo como calzado de básquet en 1974 para convertirse en un ícono de la escena grunge de los 90’s y pasar a ser una zapatilla para la juventud anti-fashion-anti-hero de hoy.

Fotos por Helena Yoshioka/I hate flash