La película de National Geographic, que tuvo como protagonista y productor a Leonardo DiCaprio junto al reconocido director Martin Scorsese, estará presente en la 9º edición del festival de cine ambiental “Green Film Fest”, en San Francisco.

La trascendencia de la documental Antes que sea tarde tomó vuelo mucho antes de su presentación en octubre de 2016 porque en los créditos figuraba que era dirigido y producido por el premio Oscar, Fisher Stevens; conducido por Leonardo DiCaprio; y  contaba con la producción ejecutiva de Martin Scorsese.

El documental se estrenó en 171 países y en 45 idiomas, y presentó un relato tan informativo como atrapante de los dramáticos sucesos que estuvieron ocurriendo en todo el mundo debido al cambio climático, y las acciones que tanto los individuos como la sociedad pueden impulsar para prevenir una catastrófica disrupción de la vida en nuestro planeta. El espectador es testigo de la gravedad de la crisis medioambiental que causa un daño irreversible que afecta distintas geografías, desde Groenlandia hasta Indonesia, perturbando el equilibrio del clima mundial y acelerar la extinción de animales.DiCaprio entrevista a individuos de todos los sectores de la sociedad, tanto en países desarrollados como en naciones en vías de desarrollo, que con vehemencia y pragmatismo brindan opiniones sobre lo que se debe hacer hoy −y en el futuro− para poder lograr una transición de los sistemas económicos y políticos hacia instituciones favorables al medio ambiente.

Aclamado por la crítica, “Antes que sea tarde” fue Selección Oficial del Festival de Cine de Toronto, el Festival de Cine de Londres y del Festival de Cine Internacional de los Hamptons.

“Fisher y yo quisimos hacer una película para educar a la gente de todo el mundo sobre el problema urgente que es el cambio climático y para inspirarla a que sea parte de la solución. Aplaudo a National Geographic por su compromiso a llevar la película a la mayor cantidad de gente posible en un momento tan crítico”, expresó Di Caprio.

Por su parte, Stevens agregó: “El nivel de apoyo que National Geographic está brindando para generar conciencia sobre el cambio climático es exactamente lo que estábamos buscando Leo y yo cuando hicimos la película. El cambio climático es real, y estamos sintiendo sus efectos cada vez más día tras día. Es hora de que dejemos de discutir su existencia y que hagamos todo lo posible por llevar el problema a un primer plano en la mente de la gente de manera que se tomen medidas reales para combatirlo”.