Luego del éxito conseguido con las primeras versiones de sus restaurantes, algunos emprendedores gastronómicos se animan a replicar sus propuestas con algunas variaciones, manteniendo siempre su esencia. Diferentes caras, la misma moneda.


El axioma que la mayoría de las veces funciona en el cine no se da con tanta facilidad en este métier: en ocasiones, para un restaurante las segundas partes sí son buenas. El origen es el mismo: el éxito de la primera. A veces se elige lo conocido, la zona de influencia; otras, se prueba en otro barrio, con un perfil distinto de cliente. En todo caso, siempre es una apuesta. Aquí repasamos una lista de nuevos emprendimientos basados en diferentes caras de una misma moneda: una parrilla que amplía lo conseguido por otras parrillas innovadoras; un clásico para exigentes y connoisseurs que deja el sur para irse al norte, y dos locales que, aunque sigan una moda, demuestran que siempre hay más para dar.

NIÑO GORDO

Digamos que es una parrilla asiática. Y el nuevo hot spot gastronómico de Buenos Aires. Pero el sitio merece su fama casi instantánea: el culto a la carne que Pedro Peña y Germán Sitz comenzaron con La Carnicería y Xori encuentra una continuación nada forzada en sus fuegos variados (parrilla, ahumador, plancha), de donde llegan, combinados con excelentes productos de uno y otro lado de la frontera, triunfos cárnicos como los chinchulines, el bife de chorizo o el asado de tira. Merece una visita, además, por su puesta en escena: un salón dominado por el color rojo y con muchísimo cuidado en el detalle. Thames 810 (CABA) Tel.: 2129-5028

ARAMBURU BIS

En el coqueto Pasaje del Correo, allí donde alguna vez funcionaron Syrop y Harturo, Gonzalo Aramburu mudó este restaurante que antes funcionaba en el menos glamoroso barrio de Constitución. Como es obvio en un cocinero de su estatura profesional, la propuesta no disminuyó un ápice en calidad, riesgo autoral o tratamiento (y conocimiento) del producto. Cocina estacional de sofisticada simpleza, ofrece raciones, entradas, principales y pastas, inspirados sándwiches y ensaladas para el almuerzo, brunch de fin de semana y un conveniente menú del día. Vicente López 1661. Pasaje del Correo, local 12 (CABA). Tel.: 4813-5900

DELTORO

En rigor de verdad, este nuevo local de Deltoro es el tercero luego del original (Bernardo de Irigoyen y Belgrano) y de la sucursal del Centro. Sus diez variedades de hamburguesas, indudable fuerte de la carta, no son la única oferta: hay también buenos sándwiches, tablas para picar y un imperdible bife de chorizo Angus al plato. El local es enorme, con un diseño interior estilo industrial que se desmarca de la señorial entrada (está emplazado en el Palacio Raggio) y diversidad de comodidades (barra, mesas altas, mesa comunitaria). Bolívar 307. Palacio Raggio (CABA)

GROWLERS

El nuevo lugar de peregrinaje, se sabe, son las cervecerías. El primer local de Growlers, en Palermo, es un ejemplo claro de ello. Por eso es acertada la decisión de abrir su segundo local en una zona de Caballito no tan central y donde crece a paso lento pero firme un nutrido polo gastronómico. El principal atractivo es de esos que no fallan: 30 canillas con grandes cervezas artesanales. Tampoco lo hace la comida, que excede en mucho el mero acompañamiento. Hay cócteles con base de cerveza y oportunidades ocasionales para la sidra o la pequeña producción de algún homebrewer invitado. Doblas 857 (CABA)