Bandas en ascenso, DJ innovadores, solistas consolidados y otros que encuentran la fama a traves de las redes sociales. El lado b de uno de los festivales mas imponentes del mundo. Toma nota y ponete los auriculares.


Este mes vuelve el Lollapalooza, uno de los festivales más importantes de todos los tiempos. Red Hot Chili Peppers, The Killers, Pearl Jam, Lana del Rey y Liam Gallagher son sólo algunos de los platos fuertes que se pasearán durante tres días consecutivos por los escenarios del Hipódromo de San Isidro. Pero también hay un lado b. Un line up que se completa con artistas de menor renombre pero con el mismo o mayor talento. Y a pesar de las diferencias que existen entre uno y otro, hay algo en lo que todos coinciden: una pasión honesta, el elemento clave cuando de arte se trata.

Khalid

Este cantante y compositor de El Paso fue criado por una familia militar y vivió en Alemania y Nueva York antes de instalarse definitivamente en Texas. Cuando aún era un adolescente, comenzó a hacer música incorporando influencias desde Frank Ocean a John Misty, combinando una voz nacida para el soul clásico con aires de vanguardia. “Location” fue su primer sencillo y llegó al Top Ten de la lista de Billboard, convirtiéndose en un himno del siglo XXI. Ganó un VMA de MTV como Mejor Artista y colaboró con la cantante de Fifth Harmony, Normani Kordei, en una canción para la película Love, Simon.

Ela Minus

De Bogotá a Brooklyn. Gabriela Jimeno se graduó en Berklee College of Music, y después de formar parte de varios proyectos musicales, decidió darles vida a sus impulsos individuales. Así fue como nació Ela Minus. Sus primeros EP, First WordsGrow, fueron creados con un trabajo detallado y armonioso de sintetizadores, y Adapt, su álbum más reciente, fue producido por ella misma y publicado bajo el sello estadounidense Yebo. Con este trabajo tuvo la oportunidad de ser recomendada como el lanzamiento de la semana por Beats de Apple y se dio el lujo de compartir escenarios con Die Antwoord y Tame Impala en sus últimas presentaciones.

Royal Blood

“Volver a casa fue muy extraño”, dice Mike Kerr, que comienza a comprender el increíble e inconcebible ascenso de Royal Blood, el dúo de bajo y batería formado con su amigo Ben Thatcher, que saltó a la fama hace cuatro años. “Out of the Black”, “Little Monster”, “Come On Over” y “Figure It Out” ganaron popularidad masiva en Europa y golpearon las puertas de América, donde los números se hicieron grandes rápidamente. El año pasado lanzaron su segundo álbum, How Did We Get So Dark?, precedido por los singles “Lights Out”, “Hook, Line & Sinker” y “I Only Lie When I Love You”. El disco debutó en el número uno en su país automáticamente. Agárrense fuerte, los Royal Blood están a punto de pisar nuestro suelo.

Milky Chance

Dos amigos escribieron y produjeron un álbum de éxito mundial mientras estaban en el colegio secundario en Alemania. Así arranca la historia de los Milky Chance, lo que parecería ser un juego terminó en un disco de relevancia internacional, éxito en los EE.UU. y entradas agotadas. Clemens Rehbein y Philipp Dausch comenzaron su propio sello discográfico y lanzaron su álbum debut, Sadnecessary, con la bomba “Stolen Dance”. Su nuevo y segundo álbum, Blossom, volvió a romper todas las barreras, con especial atención en la composición y trayendo como resultado canciones absorbentes.

Jakob Ogawa

Nuevos aires llegan desde Noruega, y no podemos estar más a gusto. Después de lanzar su EP Bedroom Tapes, este artista radicado en Oslo enloquece al público con su voz y la fusión de elementos del cine y arte en la música. El año pasado, Jakob lanzó el single “You Might Be Sleeping”, hecho junto con Clairo, el fenómeno de SoundCloud que atrajo la atención internacional. Los dos nunca se conocieron en persona, pero su química virtual resultó en una pieza mágica de dos minutos y veinte segundos.

Shiba San

El productor parisino quedó fascinado con los sonidos del house provenientes de Chicago y se inspiró para crear sus propios temas infundiendo su influencia hip-hop en cada mezcla. Después del triunfante “Okay”, que escaló hasta el primer puesto en las listas, lanzó “Burn Like Fire”, que se posicionó en el IDMA/WMC como Best Underground Track. Entre el tiempo que pasa haciendo música en distintos estudios y publicando sus nuevos temas, el productor, que ahora vive en Miami, es un DJ fundamental en la vida nocturna y toca en festivales icónicos. Afortunadamente, estará muy pronto en nuestro país, generando la misma adrenalina a través de su música.

 

Tash Sultana

Se hizo un nombre en las calles de Melbourne promocionando sus propios shows y con videos caseros que se volvieron virales, con millones de visitas. Desde que tenía las manos alrededor de una guitarra, a los tres años, la artista autodidacta desarrolló rápidamente su propio estilo único con un don natural para la melodía y su virtuosa forma de tocar varios instrumentos. Los singles “Jungle” y “Notion” recibieron una alta respuesta del público y más de 100 millones de transmisiones en todo el mundo. A fin de año estrenó su nuevo single, “Mystik”, y comenzó una gira mundial que la traerá por primera vez a tocar en Buenos Aires.

Louis the child

Citando influencias que van desde James Blake a Robert Glasper, Robby Hauldren y Freddy Kennett conforman este dúo de DJ de Chicago que mezcla la complejidad musical y la experimentación sónica en un hilo individual de future bass que desafía a las fórmulas pop. Tiene más de 50 millones de reproducciones en Spotify con sus hits “It’s Strange”, “Weekend” y “Fire”, pero su versatilidad y rango emocional brilla a través del lanzamiento más reciente, “Love is Alive” (ft. Elohim), que muestra una ternura discreta elogiada por Billboard como una gran canción “suave y relajante”.

DVBBS

El dúo electrónico canadiense ha evolucionado rápidamente hasta convertirse en uno de los más innovadores trotamundos de la música dance. Compuesto por los hermanos Alexandre y Christopher Van Den Hoef, el grupo ganó reconocimiento con el EP Initio y el single “Tsunami”. Crearon su propio festival en Toronto, Mount Woozy, y lanzaron una marca de ropa y accesorios. Más de mil millones de reproducciones, ranqueados en el puesto 22 de la lista Top 100 de DJ Mag y 250 fechas al año son sólo algunos de los números que manejan estos DJ de alta energía que en breve estarán celebrando junto al público argentino.

 

Volbeat

¿Qué pasaría si juntáramos a Elvis, Johnny Cash, Metallica y Black Sabbath en un mismo equipo? Volbeat es la respuesta. Un banda dispuesta a romper los límites musicales y las nociones preconcebidas del mundo sobre estilos musicales anclada en una mezcla embriagadora de rockabilly y metal. Se formaron en Copenhague en 2001, y actualmente mantienen sus bases con el vocalista y guitarrista Michael Poulsen, el guitarrista Rob Caggiano, el bajista Anders Kjølholm y el baterista Jon Larsen. Un dato no menor: lanzaron cinco álbumes de estudio con certificaciones de oro y platino en Europa y Canadá. Una maravilla danesa que tiene al mundo agitando con el puño.

NGHTMRE

Tyler Marenyi es un DJ estadounidense y productor. Sus colaboraciones con Zeds Dead, Dillon Francis y Flux Pavilion lo catapultaron por todo el mundo, permitiéndole tocar en los festivales de música electrónica más populares, como Tomorrowland en Bélgica y Storm Festival en Shanghái. Pero el reconocimiento llegó cuando Skrillex tocó una de sus canciones durante un set en Ultra Music Festival. Desde ahí, todo explotó. Tyler planea lanzar este año un nuevo EP con Mad Decent, un proyecto que tiene como objetivo dar un giro y explorar diferentes territorios sónicos.

Spoon

Formado en Austin, Texas, en 1993, este grupo tomó su nombre para honrar a Can, la banda de vanguardia alemana de los años 70 cuya canción “Spoon” fue el tema principal de la película Das Messer (1985). Con armonías indie pop y sonidos experimentales, el grupo alcanzó mayor prominencia comercial y crítica con los álbumes Girls Can Tell (2001), Kill the Moonlight (2002), Gimme Fiction (2005), Ga Ga Ga Ga Ga (2007), Transference (2010) y They Want My Soul (2014). Hot Thoughts es el noveno álbum de Spoon y, según la crítica, el trabajo más innovador de toda su carrera, con sonidos pop como arte elevado, entregado con total confianza y enfoque.