En su 32ª edición, el encuentro de séptimo arte más importante de Latinoamérica recibió a más de 140 mil espectadores y contó con una oferta de alrededor de 300 filmes. Las visitas internacionales. Los ganadores.


Todos los años, en noviembre, miles de personas invaden la ciudad balnearia más importante de la Argentina, pero, al contrario de lo que pueda suponerse, no van en búsqueda de los primeros calores de la temporada, sino que se acercan para encerrarse en la oscuridad de las salas que participan del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

En su 32ª edición, que se realizó entre el 17 y el 26 de noviembre, se proyectaron unas 300 películas de todo el mundo, que fueron vistas por más de 140 mil espectadores. El festival, organizado por el Instituto Argentino de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y el Ministerio de Cultura de la Nación, cuenta con el apoyo de la Fédération International des Associations des Producteurs de Films (Fiapf) y está catalogado como Clase A, lo que lo convierte en el más importante de América latina.

Una de las novedades más trascendentes de esta edición es que hubo un cambio en la dirección artística: el estadounidense Peter Scarlet, con experiencia al frente del Festival Internacional de Cine de San Francisco, del Festival Tribeca de Nueva York y del Festival Internacional de Cine de Abu Dhabi, reemplazó al histórico José A. Martínez Suárez, quien igualmente mantiene su cargo de presidente del Festival. En entrevistas con medios locales, Scarlet anunció que piensa en un cambio de fecha para la próxima edición, con el objetivo de coordinar mejor la agenda con otros festivales internacionales y atraer a más invitados.

“Trato de venir todos los años. Es pasar más de una semana a puro cine: más o menos veo tres películas por día, a veces cuatro o cinco, así que siempre vuelvo a Buenos Aires con los ojos cuadrados”, grafica Pablo, un estudiante de Letras de 26 años. “Es muy divertido salir de un cine, correr a otra sede, sentarte en la butaca y no recordar qué película está por empezar”, completa. Y todos podemos apreciar cuánto se aproximan, en este festival, las acepciones de “maratón” como la actividad de ver intensamente obras cinematográficas y el deporte que consiste en recorrer dos puntos geográficos en el menor tiempo posible.

Es que las proyecciones se realizaron en seis sedes diferentes, algunas cercanas entre sí, otras no tanto. Las entradas, muy económicas, se conseguían a 40 pesos (20 para jubilados y estudiantes), y se podían adquirir en las boleterías de los cines o a través un sistema de compras online.

“El festival es genial. Es la primera vez que vengo y pude ver las últimas películas de James Franco, Hong Sang-soo y Richard Linklater”, dice Mariel, empleada administrativa y cinéfila. Aunque confiesa que “con tantas películas, es bastante común cabecear un poco en alguna función”.

Sabrina, una diseñadora gráfica de 29 años, cuenta su experiencia: “Mi familia tiene una casa en Mar del Plata, pero yo nunca había venido al festival. Igual, además de ver películas, aproveché para hacer cosas típicas de La Feliz, como comer churros en Manolo o medialunas en la confitería Boston. Los días, en general, estuvieron feos, pero eso nos incentivó a meternos en el cine y ver más películas”.

A la hora de las premiaciones, la palestina Wajib, de Annemarie Jacir, se quedó con el Astor de Oro, el máximo galardón que se entrega en la categoría “Competencia Internacional”. A su vez, la brasileña  Baronesa, de Juliana Antunes, y la dominicana Cocote, de Nelson Carlo de los Santos Arias, compartieron la victoria en la categoría “Competencia Latinoamericana”, y El azote, de José Celestino Campusano, ganó el máximo galardón en “Competencia Argentina”.

Además de las películas de competencia, el festival también exhibe otros filmes que se agrupan en diferentes secciones, como “Nuevos Autores”, “Panorama de Cine Latinoamericano”, “Hora Cero”, “Ventana Documental”, “Generación VHS” y “Work In Progress”, entre otras. La 32ª edición también contó con la proyección de retrospectivas de grandes directores, como Maurice Pialat, Zelimir Zilnik o Ado Arrietta. Corea del Sur, cuya industria cinematográfica viene pisando fuerte desde hace algunos años, tuvo el privilegio de ser el país invitado de honor, lo que redundó en una presencia importante en la grilla de proyecciones, además de charlas e invitados de la península asiática.

La nota triste de la cita fue dada por el contexto de la desaparición del submarino argentino ARA San Juan. Al ser Mar del Plata uno de los epicentros de la noticia, el clima de la ciudad se ensombreció y, como consecuencia, se cancelaron muchas de las actividades especiales y shows musicales que estaban programados.

Entre los invitados para esta edición se destacaron la actriz británica Vanessa Redgrave; el argentino Gastón Ugarte, supervisor de modelaje en Disney-Pixar; el director surcoreano Kim Dae-hwan, que se alzó con el Astor de Plata a Mejor Guión por su película The First Lap; el francés Claude Lelouch, de quien se hizo una retrospectiva, y la chilena Daniela Vega, una actriz transexual que suena fuerte para quedarse con un Oscar en la próxima edición de los premios de la Academia de Hollywood gracias a su trabajo en Una mujer fantástica.

Finalizada otra cita con el séptimo arte, ahora queda esperar para conocer la fecha de la próxima edición del festival y, ahí sí, tomarse unos días para disfrutar de otro maratón de lo mejor del cine internacional.


Los ganadores

 

COMPETENCIA INTERNACIONAL

 

Astor de Oro a Mejor Película

Wajib de Annemarie Jacir

Astor de Plata a Mejor Director

Valeska Grisebach por Western

Astor de Plata a Mejor Guión

Kim Dae-hwan por The First Lap

Astor de Plata a Mejor Actor

Mohammad Bakri por Wajib

Astor de Plata a Mejor Actriz

Eili Harboe por Thelma

Premio Especial del Jurado

Kairiana Nuñez Santaliz por El silencio del viento, de Álvaro Aponte-Centeno

Premio del Público

Primas de Laura Bari

 

COMPETENCIA LATINOAMERICANA

 

Mejor Largometraje Ex Aequo

Baronesa de Juliana Antunes

Cocote de Nelson Carlo de los Santos Arias

Mención Especial del Jurado

La telenovela errante de Raúl Ruiz y Valeria Sarmiento

Mejor Cortometraje

Duelo de Alejandro Alonso

Mención Especial del Jurado

El contramaestre de Alejandro Pérez

 

COMPETENCIA ARGENTINA

 

Mejor Largometraje

El azote de José Celestino Campusano

Mejor Cortometraje

Y ahora elogiemos las películas de Nicolás Zukerfeld

Premio CINE.AR

Mejor Cortometraje Argentino

Despechada, de Jazmín Stuart

 

WORK IN PROGRESS

 

Mejor Proyecto

Hebreos 13:2 de Fernando Domínguez