En una producción especial para celebrar los 100 años de la zapatilla icónica de Converse, la It Girl argentina muestra una vez más su natural magnetismo. Moda, arte y rock & roll de la cabeza a los pies.


Resulta difícil rotular a Cande Tinelli. ¿It girl ¿Provocadora? ¿Referente de la moda? ¿ Artista plástica? Lo más probable es que sea todo y más. Por eso Converse la eligió como imagen de su campaña para celebrar los 100 años de las icónicas Chuck Taylor All Star.  Nacidas en 1917 en las canchas de básquetbol de los Estados Unidos pero criadas en las calles de los suburbios, son parte de la cultura pop, y son tan versátiles que se las puede identificar con estrellas de rock, chefs consagrados o deportistas de primera línea. Su diseño inspira juventud y vanguardia al punto de que ya prácticamente pasaron a ser un calzado de culto, un símbolo de pertenencia.

La campaña Forever Chuck explora distintos fashion styles a través de una combinación de imágenes de referentes en movimiento, en donde cada uno de ellos presenta diferentes looks y estilos. La producción de fotos se  realizó en Sudáfrica y tiene la curiosidad de que Cande es la primera latinoamericana que se suma a la campaña.  Los otros protagonistas son el youtuber australiano Tyde Levi y los músicos Franks Casino y Fifi Cooper, dos de los más renombrados representantes del hip hop en Sudáfrica.

“Nadie sabe cuántos tatuajes tiene en su cuerpo, pero el mundo entero conoce la cantidad de seguidores que tiene en sus redes: 1.430.269 en Twitter y 2.873.126 en Instagram.”

Converse intentó buscar a alguien que tuviera influencia en la generación Z y a su vez reflejara el espíritu joven, emprendedor, inquieto y rebelde de la marca, sin perder de lado el deseo de mejorar o cambiar el mundo. En el caso de Candelaria, esto se ve reflejado en el amor a los animales y su deseo de buscarles un hogar a aquellos que están abandonados o han sufrido maltratos.

Pudimos apreciar otra de las facetas de la hija del conductor más importante del país, quien además copó todos los portales de noticias en el lanzamiento de la nueva colección de la marca de su hermana mayor, Micaela, cuando subió al escenario a cantar una versión de “Feel So Close”, de Calvin Harris, y deslumbró al público.

Es que ninguna de sus apariciones públicas pasa inadvertida, y su novio, Franco Masini, lo sabe. La historia de amor entre el actor juvenil y la it girl empezó en formato 2.0 a través de las redes sociales y hoy vive un presente sin igual. Estuvieron de viaje por Nueva York y desde allá compartieron fotos de sus vacaciones, que cosecharon una enorme cantidad de likes, miles de comentarios y millones de expectativas.

Cande es  un número a veces incontable. Nadie sabe cuántos tatuajes tiene en su cuerpo pero el mundo entero conoce la cantidad de seguidores que tiene en sus redes: 1.430.269 en Twitter y 2.873.126 en Instagram, que seguramente habrán aumentado al terminar de escribir esta línea. Casi toda su vida está allí. En Twitter hay perros y gatos de todas las razas y procedencias. No puede disimular su amor por los animales. Instagram, en cambio, es la vidriera de los dibujos sobre su cuerpo entero. Cada nuevo tatuaje que se hace ahí aparece: provocativa, reflexiva o simplemente jugando. Un juego en el que las marcas más sofisticadas se pelean por su exclusividad; un juego en donde ella es la única protagonista; un juego que lleva a su manera; un juego del que todos quieren ser parte.