La cantante y compositora sueca de 19 años es la revelación del año con altísimos puestos en todos los charts del mundo, millones de copias vendidas a nivel global y un extenso tour que la traerá a la Argentina en marzo de 2018. Antes, presenciamos su concierto en Alemania y la entrevistamos one on one.


El Salón del Automóvil de Frankfurt está colmado de fanáticos de los autos, claro está, aunque un puñado de jóvenes, muchos de ellos adolescentes que parecen haberse escapado del colegio, no están ahí para ver las últimas novedades en vehículos de cuatro ruedas sino para conocer a su gran ídola sueca, Zara Larsson. El stand de Volkswagen, epicentro absoluto del predio, presenta reversiones de sus clásicos, algunos modelos futuristas y hasta una impactante casa rodante de lujo que parece la habitación de un hotel cinco estrellas. Allí hacen fila los fanáticos de Zara, que se ve reproducida en pantallas gigantes mientras un animador auncia su inminente llegada para una sesión de firma de autógrafos. Su carisma y estelaridad copan el espacio a través de los monitores, hasta que en un puntualísimo horario alemán sale a escena y cautiva a los presentes con sus saludos en inglés. Sí, una sueca en Alemania comunicándose con su público en el idioma universal, que atraviesa canciones escritas por ella misma en esa lengua.

Luego de la firma de autógrafos, que se extiende más de lo debido gracias a la amabilidad y buena disposición de la cantante, ingresamos en su green room para tener un breve encuento con ella, que deriva en esta pequeña entrevista. A pesar de lo acotado del tiempo y de su apretadísima agenda –esa misma noche dará un concierto en el marco del Volkswagen Garage Sound–, nos recibe con una sonrisa enorme, mucha simpleza y cero aires de diva, dejando en claro que los millones de discos que vendió en todo el mundo no tienen nada que ver con la humildad.

–Tenés muchos fans en la Argentina que esperan verte pronto en el Lollapalooza 2018, ¿Visitaste antes nuestro país?

–No he ido todavía a la Argentina, pero a principios del año que viene seguro estaré por allí, ¡tengo muchas ganas de visitarlos!

–¿Qué significa “Symphony” para vos? Es un tema muy representativo para la comunidad gay, y que lo hayas grabado junto a Clean Bandit representa un orgullo para todos nosotros.

–Absolutamente. Amé mucho esa canción. No la escribí yo, como suelo hacer con la mayoría de mis canciones, pero cuando la escuché y cuando supe que Clean Bandit quería hacer una colaboración conmigo sólo dije: “Yeah, for sure!”. Pienso que es una canción muy hermosa, tanto en la melodía como en la letra, así que grabarla fue una bendición. Es fantástico poder cantarla y significa mucho para mí en muchos sentidos. El video, definitivamente, dice mucho de la vida, representa muy profundamente una historia de amor muy triste, realmente triste, porque uno de los dos protagonistas muere y todo termina de manera muy trágica, pero el hecho de incluir una pareja gay como protagonista de esta historia fue super importante.

“Antes de morir me gustaría hacer una gira mundial llenando estadios, eso sería un gran sueño, desde ya. También me gustaría ganar un par de Grammys y tener un par de números uno en los charts mundiales”.

–Es la historia de una pareja gay de dos hombres negros. Además de ser simplemente una historia de amor.

–Exactamente, es una historia de amor más allá de que los protagonistas sean gays y negros, es simplemente la representación de ellos enamorándose, y eso es principalmente lo que queríamos mostrar. Ellos se aman profundamente, y simplemente es así, sólo dos personas amándose, no es mucho más complicado que eso.

–Es una historia diferente, nunca se vio algo así.

–Este tipo de historias no se suelen ver en los medios masivos, no se muestran en las pantallas, no protagonizan guiones de películas, no se eligen para ilustrar videos musicales o programas de televisión. Estamos hablando de una minoría dentro de otra minoría, así que pienso que el video fue una gran llama. No fue idea mía, claramente, pero me mostré muy receptiva y con ganas de hacerla una vez que me la propusieron. Realmente me gustó mucho el video, lloré un montón cuando lo vi terminado, pienso que está hermosamente filmado, que tiene grandes tomas. Siento que de verdad quería mostrar algo así en mi video porque yo como persona soy muy supportive con esa comunidad.

–Sos una diva gay, además…

–(Se ríe) ¡Eso me hace muy feliz!

–¿Cuál es el desafío más grande en tu carrera?

–Tengo y tuve un montón de desafíos. Antes de morir me gustaría hacer una gira mundial llenando estadios, eso sería un gran sueño, desde ya. También me gustaría ganar un par de Grammys y tener un par de números uno en los charts mundiales. Hay muchas cosas que me quedan por hacer, pero definitivamente esas son algunas de las principales.

–¿Cuál es tu placer culpolso?

–Mi placer culposo… No tengo culpas para el placer, honey!