La nueva fragancia femenina del diseñador rinde homenaje a los múltiples escándalos que provocó el Enfant Terrible a lo largo de su carrera como hombres con faldas en sus desfiles, los corsets en forma de cono que realizó especialmente para Madonna o sus pasarelas con gente de la calle y de la noche.

Jean Paul Gaultier, una de las figuras más creativas y provocadoras de la industria de la moda, sigue sorprendiendo con sus fragancias y presenta Scandal, una fragancia para las mujeres libres y fuertes, un perfume de escándalo que encarna a la perfección la esencia de Jean Paul Gaultier.

El diseñador deja de lado los icónicos frascos en forma de torso y presenta un par de piernas que demuestran la ligereza con la que podemos sumergirnos en un perfume y en la noche parisina. Se conserva la emblemática lata pero esta vez se viste de terciopelo rosa con las inscripciones en rojo y dorado.

La fragancia se inspira en la dualidad de la mujer Scandal, de día un aroma a miel dulce y fresca que huele a gardenia y naranja sanguina. Por la noche, el pachuli confiere a ese aroma a miel un carácter sensual y sinvergüenza. La perfumista, Daphné Bugey (en colaboración con Fabrice Pellegrin y Christophe Raynaud) solo tenía una idea en mente: crear un perfume que pudiera encarnar completamente a la mujer.

La reconocida modelo Vanesa Axente protagoniza la campaña de Scandal e interpreta a Madame la Ministre, una mujer que vive en dos mundos paralelos muy diferentes: durante el día es una mujer seria inmersa en sus papeles de trabajo; por la noche no hay obstáculos que la frenen. Se atreve a todo y, más que papeles, acumula aventuras. Hasta el día en que su doble vida sale a luz e inunda las noticias y redes sociales: ¡qué escándalo!