Este tesoro natural caribeño constituye el escenario perfecto para relajarse, conectar con la naturaleza y disfrutar con los cinco sentidos de la mano de una de las cadenas hoteleras más grandes del mundo, Bahía Príncipe Collection.


La Península de Samaná está ubicada al noreste de República Dominicana, en el Mar Caribe. Sus vastas playas de arenas blancas supervisadas por palmeras de coco, aguas cristalinas que van del verde esmeralda al azul turquesa y montañas amparadas por bosques de vegetación fastuosa la definen como uno de los territorios favoritos para aquellos que buscan descansar. Si bien su gran desarrollo de visitantes está en alza, sigue siendo una región con zonas vírgenes que aún no han sido explotadas turísticamente.

La oferta hotelera, que brinda todas las comodidades con un servicio all inclusive, está a cargo de la cadena Bahía Príncipe Hotels & Resorts. El hotel Luxury Bahía Príncipe Samaná (adults only) se encuentra en Las Galeras, por la carretera Samaná. Es un hotel boutique con cinco restaurantes a la carta, una pileta, cinco bares y mucha privacidad para aquellos que buscan relajarse con un exclusivo programa de bienestar integral, WE Wellness Experience. También es posible subir aún más el nivel de exclusividad con los complejos premium Don Pablo Collection, destinados a los clientes más distinguidos.

Al sur de la península, en la Bahía de Samaná, hay un paradisíaco islote de un kilómetro de extensión llamada Cayo Levantado, donde se encuentra el Luxury Bahía Príncipe Cayo Levantado, considerado entre los diez mejores resorts all inclusive del mundo. Es el único hotel de la isla y se accede únicamente en ferry. Su belleza y tranquilidad lo convierten en el hotel insignia, con 268 habitaciones, dos piletas, acceso a dos extensas playas, seis restaurantes y cuatro bares. Para aquellos que viajan en familia, la cadena ofrece dos opciones: Grand Bahía Príncipe Cayacoa y Grand Bahía Príncipe El Portillo. El primero se encuentra en la comunidad El Catey, a dos minutos del Centro Comercial Pueblo Príncipe en la Bahía de Samaná, y tiene una de las vistas más espectaculares. Cuenta con piletas al aire libre, restaurantes y tanto en el establecimiento como en los alrededores se pueden practicar diversas actividades, como windsurf, senderismo y snorkel. El segundo, el Grand Bahía Príncipe El Portillo, es uno de los más grandes de todos. Está muy cerca de Las Terrenas y tiene una amplia oferta de ocio adaptada para grandes y chicos. Cuenta con servicio de spa y playa privada, seis restaurantes y ocho bares. Todos los resorts cuentan con servicio de mayordomo las 24 horas, aromaterapia y renovación diaria de frigo-bar.

PARQUE NACIONAL LOS HAITISES
Una de las principales atracciones ecológicas de República Dominicana es la visita al Parque Nacional Los Haitises. Un tour en catamarán para contemplar los diferentes relieves de rocas que asoman fuera del agua, la extensa flora y fauna regional y la morfología presentada en una reserva inmensa de corredores y cuevas con pictografías y petroglifos, como las cuevas de La Reyna, San Gabriel y La Línea. El área fue designada parque nacional en 1976, con lo que se la protegió contra desarrollos privados. Su nombre viene de los habitantes originales de la región, los indios taínos, que significa “tierra de montañas”, en referencia a las pronunciadas formaciones geológicas de la costa.

El viaje hasta las cuevas dura unos 40 minutos saliendo del puerto, en el marco de un mar con mil tonos de verde. Las cuevas que se visitan son dos: la Cueva de la Arena, con esculturas taínas en roca, y la Cueva de la Línea, con dibujos indígenas precolombinos. Una de las características sobresalientes de este parque costero- marino es que sus mogotes llegan a alcanzar los 40 metros de altura, cubriendo su superficie completa.