Kérastase lanza un corrector para neutralizar los reflejos indeseados o reavivar los matices a las dos semanas del proceso de coloración.

Según un estudio de L´Oreal, las mujeres de Argentina concurren en promedio 9 veces al año a una peluquería para teñir su cabello.

En el marco de la tendencia donde la coloración es el nuevo make up, Kerastase lanza TOUCHE CHROMATIQUE de la gama Reflection. Un tratamiento que evoluciona para satisfacer las expectativas de sus clientas y potenciar el color de cabello que el profesional realiza en las peluquerías.

Ahora la corrección del color es aplicable a cada tono de cabello gracias a Touche Chromatique: un cuidado personalizado para prolongar el brillo del cabello tratado con color. Disponible en 4 tonos diferentes que, una vez mezclados con la máscara Reflection, corrigen o aclaran el cabello teñido y descolorido para un resultado natural y brillante. Un equilibrio perfecto de los tintes directos usados ​​por los mejores coloristas para un cuidado del cabello excepcional. Touche Chromatique proporciona garantía para el pelo brillante, suave y vivaz.

El ritual de prolongación de color dura aproximadamente 20 minutos. Comienza con la aplicación del Bain Chromatique escogido – BAIN CHROMATIQUE para cabellos finos o BAIN CHROMATIQUE RICHE para cabellos gruesos –  sobre cabellos húmedos, se recomienda realizar dos lavados y enjuagar abundantemente. En el siguiente paso se colocan 10 presiones del nuevo Touche Chromatique seleccionado – rubios y marrones fríos para neutralizar el color o cobrizos y rojos para revivir el color-  en 1 medida (15ml) de la MASQUE CHROMATIQUE. Se mezcla y aplica sobre el cabello húmedo, se deja actuar por 5 minutos y se enjuaga abundantemente. Para terminar con el ritual se texturiza con FLUIDE CHROMATIQUE, aplicando 1 o 2 presiones sobre el cabello secado con toalla.